Despliega el menú
Zaragoza

impuestos

Podemos-Zaragoza exige interrumpir el cobro del ICA hasta que se reforme

Escartín dice por primera vez que girar ahora el recibo "no favorece el diálogo" y presiona al Gobierno cuatripartito. 

El portavoz de Podemos-Equo en el Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés.
El portavoz de Podemos-Equo en el Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés.
José Miguel Marco

Podemos-Zaragoza exigió este viernes una moratoria en el cobro del polémico Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA) de 2018, que volverá a girarse en unos días en la capital, según anunció el Gobierno de Aragón. Fue el portavoz del grupo municipal, Fernando Rivarés, quien reclamó la interrupción de este tributo "mientras se aplican las reformas" contempladas en el acuerdo de gobernabilidad de PSOE, Podemos, CHA y PAR, exigencia que también defiende la Red de Agua Pública de Aragón (RAPA).

El secretario general de Podemos-Aragón, Nacho Escartín, que hasta ahora no se había pronunciado acerca de la polémica, reconoció al ser preguntado por las palabras de Rivarés que cobrar ahora el recibo de 2018 "ni facilita ni favorece" el diálogo, así como que "el acuerdo de presupuestos de 2018 ya señalaba una moratoria de cobro hasta la aprobación de un nuevo modelo".

Esta opción fue descartada en febrero del pasado año tras un informe de los servicios jurídicos de las Cortes. Meses después, Podemos y el Ejecutivo PSOE-CHA estuvieron a punto de cerrar la reforma del ICA en unas negociaciones que saltaron por los aires al comenzarse a girar el recibo de 2017 en Zaragoza.

Al reclamar una moratoria, Podemos-Zaragoza se sale del guión que han seguido hasta ahora el resto de socios de Gobierno, contrarios a una moratoria. El propio Ejecutivo autonómico reiteró al anunciarse el cobro del recibo de 2018 que seguiría cumpliendo la ley, ya que lo contrario, como ha repetido en los últimos meses

el presidente aragonés, Javier Lambán, sería "prevaricar".

El grupo municipal de Podemos-Equo insta, además, al Ayuntamiento de Zaragoza a reclamar la moratoria "con toda firmeza", una cuestión sobre la que tendrá que pronunciarse en el próximo pleno. Para Rivarés, este impuesto "grava injustamente a la ciudadanía", ya que busca cubrir el agujero del "fracasado Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración". En su opinión, se necesita una reforma "en profundidad", un sistema que garantice que cada zaragozano paga cinco euros al año y no los 25 que, de media, representa en la actualidad el ICA.

Por su parte, la Red de Agua Pública de Aragón se reunió este viernes con el exalcalde Santisteve, actualmente portavoz de Zaragoza en Común (ZEC), ante el "inminente cobro del recibo". El colectivo anunciará protestas en cuestión de dos semanas si para entonces ya ha comenzado a girarse en Zaragoza y las acciones se intensificarán de cara a la campaña electoral del 10-N.

Aclarado el futuro del IAA

A la polémica sobre el cobro del ICA se unió este viernes en las Cortes otra sobre el futuro del Instituto Aragonés del Agua (IAA)._Aunque su supresión fue una de las prioridades de la pasada legislatura para el Ejecutivo PSOE-CHA, el compromiso ya no aparece entre las 132 medidas del Gobierno cuatripartito. Este viernes, el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, aseguró que tras rechazarse su extinción en las Cortes "los grupos conocen la situación y es agua pasada". "Yo mismo la propuse. El proyecto de ley se desarrolló y no prosperó", recordó.

A su entender, el instituto, ahora dirigido por la ex número dos de Hacienda Dolores Fornals, está "perfectamente capacitado" para desarrollar el programa del Gobierno, por lo que su reconversión en dirección general no volverá a estar sobre la mesa.

Etiquetas
Comentarios