Zaragoza

Podemos-Equo propone bajar el IBI al mínimo legal a la mayoría de viviendas o locales comerciales de Zaragoza

La medida supondrá un descenso entre el 7 % y el 10 % en el recibo.

Fernando Rivarés
Fernando Rivarés, en una imagen de archivo.
Toni Galán

El grupo municipal de Podemos-Equo propondrá en el próximo pleno del Ayuntamiento de Zaragoza una reforma de la ordenanza fiscal para reducir el IBI al mínimo permitido por ley a la mayoría de las viviendas o locales comerciales de Zaragoza, lo que supondrá un descenso entre el 7 % y el 10 % en el recibo.

La capital aragonesa es la cuarta ciudad con el porcentaje de IBI más reducido sólo superada por Albacete, Málaga y Toledo, después de la rebaja aplicada por el anterior Gobierno de Zaragoza en Común (ZeC) en 2016, 2017 y 2018.

El concejal de la formación morada, Fernando Rivarés, quien ha reconocido sentirse orgulloso de impulsar este descenso en el anterior mandato, ha presentado esta iniciativa en rueda de prensa, que se debatirá en el próximo pleno y que espera contar con el apoyo de al menos los grupos de izquierda, aunque no sería suficiente para su aprobación.

La propuesta de Podemos-Equo incluye una rebaja del tipo general de IBI al 0,40 % del valor catastral de la propiedad, que es el mínimo que permite la ley estatal, lo que supondría un descenso de entre el 7 % y el 10 % a casi todas las viviendas, comercios, bares, y oficinas ubicadas en edificios. En total, se beneficiarían de esta medida 506.905 inmuebles.

Asimismo, plantea también congelar por quinto año consecutivo el IBI industrial a 356 inmuebles.

Para compensar la bajada de ingresos por la reducción del IBI general, Podemos-Equo ha propuesto aplicar el tipo especial del 0,99 % a los propietarios de inmuebles destinados a actividades económicas valorados a partir de 800.000 euros. Esto supondría reducir el umbral del valor catastral, situado ahora en un millón de euros.

Esta medida afectaría a 777 inmuebles en la ciudad de empresas como Eroski, Mercadona, Alcampo, Ikea o Leroy Merlin, una minoría que, según Rivarés, puede permitirse este aumento para compensar la bajada general. Según Rivarés, no afectaría a su economía porque estas empresas podrían después deducir este incremento en el impuesto de sucesiones.

Las arcas municipales, en caso de aplicarse esta ordenanza, pasarían de ingresar 154 millones de euros frente a los 160 millones de 2019, es decir seis millones de euros menos.

No obstante, esta diferencia se quedaría finalmente en tres o cuatro millones de euros menos, pues se compensaría en parte con el millón de euros recaudados por la subida a los inmuebles de 800.000 euros y por la compra de viviendas nuevas previstas para el 2020.

Por otro lado, el grupo municipal defiende también que las ordenanzas, que deberán aprobarse antes de elaborar el presupuestos municipal de 2020, mantengan los niveles de las tasas, incluida el transporte urbano, y precios municipales frente a la "posible subida" que, según Rivarés, plantea la "derecha radical".

Etiquetas
Comentarios