Despliega el menú
Zaragoza

aragón en fiestas

Comida de peñistas y fin de fiestas en Tarazona

El Cipotegato marcó el inicio de las fiestas de Tarazona el pasado 27 de agosto. 

Los vecinos se reunieron en el parque de Pradiel para hacer un balance de las festividades.
Los vecinos se reunieron en el parque de Pradiel para hacer un balance de las festividades.
Nora Bermejo

Después de seis intensas jornadas, los turiasonenses dijeron adiós este domingo a sus fiestas patronales tras un fuerte fin de semana con una afluencia masiva de gente, ya que miles de personas quisieron acercarse a Tarazona para compartir los festejos con sus vecinos.

"El balance es muy positivo, ha salido todo según lo programado. No se ha producido ningún percance de relevancia, ni ha habido problemas de violencia sexista y creo que los vecinos y visitantes se han quedado muy contentos con la tipología y la calidad de las actividades programadas", señaló el alcalde turiasonense, Luis José Arrechea.

El parque de Pradiel acogió este domingo uno de los actos importantes de la última jornada: la comida de los peñistas, en la que las peñas Garrafus, Sapillos, Chalibes, Desbarajuste y Dominguera se reunieron para despedir los festejos.

Los menús eran de lo más variado: alubias, asado, pimientos rellenos, ensaladas… Algunas peñas optaron por hacerlo ellas mismas, y otras prefirieron contratar un servicio de cáterin para que se encargara de todo.

Las peñas son el motor de la ciudad, con su programación propia y sus charangas llenando de ambiente festivo el municipio. En las conversaciones de estos grupos de amigos ayer tocaba analizar lo que habían dado de sí las fiestas, recordar los mejores momentos, revivir las anécdotas más divertidas y empezar a pensar con nostalgia en las fiestas del año que viene y el largo camino que queda todavía para llegar hasta ese momento.

En la comida, la peña Sapillos desveló el secreto mejor guardado: la temática del monigote del Sapo que se quema siempre a medianoche el último día de las fiestas, un acto que marca el final de la programación. Este grupo de amigos siempre intenta que su falla esté relacionada con algún asunto de interés para el municipio o con la actualidad informativa. Este año, el Sapo representaba al rey Alfonso I El Batallador, ya que en abril se conmemoró el 900 aniversario de la anexión de la ciudad de Tarazona a la Corona de Aragón tras la conquista realizada por este monarca.

Además, quisieron relacionar el montaje con la popular serie de televisión ‘Juego de Tronos’, ya que el rey Sapo se sentaba en el trono de hierro, el famoso objetivo que ansiaban los protagonistas de esta producción que se ha convertido en un fenómeno a nivel mundial y cuya emisión finalizó en mayo. A las 0.00, este original diseño fue pasto de las llamas, tras recorrer las calles del centro de la ciudad portado a hombros por integrantes de la peña Sapillos y acompañados del resto de peñistas.

Etiquetas
Comentarios