Zaragoza

tarazona

"Un buen Cipotegato debe ser turiasonense de pura cepa"

Tiene 25 años y trabaja de matricero en una empresa turiasonense. El martes 27 de agosto será el gran protagonista de las fiestas de Tarazona.

CIPOTEGATO ( TARAZONA ) / 20/08/2019 / FOTO : NORA BERMEJO [[[FOTOGRAFOS]]]
El Cipotegato 2019, en la puerta del Ayuntamiento.
Nora Bermejo

¿Cómo se siente a medida que se acerca su gran día?

Estoy ansioso por vivir ese momento, aunque también da un poco de miedo… Es una mezcla de todo. Después de un año con muchos entrenamientos, te quita el sueño. Desde el momento en el que salí elegido no hay un solo día en el que no haya pensado en el 27 de agosto.

Su recorrido es similar al del año pasado, pasando por varios monumentos de la ciudad, aunque añade a la lista la iglesia de San Francisco. ¿Cuál es el motivo?

Pasaré por el palacio episcopal, la plaza de Toros Vieja y la catedral de Santa María de la Huerta, pero me hace ilusión también cruzar por esta iglesia y bajar por su escalinata porque es la sede canónica de la cofradía de mi familia. Creo que ningún Cipotegato lo ha hecho. Puede ser una estampa muy bonita, aunque también habrá que tener cuidado, y hacerlo sin empujones ni prisas. Espero que no sea peligroso. Puede ser uno de los momentos más especiales del recorrido.

¿Más que la subida a la estatua?

Creo que ese instante tiene que ser increíble, y así me lo han asegurado mis predecesores. Son cosas que pasan una vez en la vida y tengo el orgullo de poder vivirlo. Solo de pensarlo se me pone la piel de gallina. Pero también quiero disfrutar con la gente durante el recorrido. Me he preparado físicamente para aguantar bien y no llegar muy asfixiado a la estatua para poder vivirlo con todos.

¿Cómo recuerda el momento del sorteo?

Cuando salió mi número, el 82, intenté disimular, pero se me paró el corazón o me iba a 2.000 por hora, no sé. Me pude calmar, salí del ayuntamiento con mis amigos y cuando llegué a casa se lo dije a mis padres. Pero tuve que insistir porque al principio no me creían.

¿Ser Cipotegato era uno de sus sueños?

Al cumplir 18 años me apunté en dos ocasiones, pero no llegué a ir al sorteo. Soy una persona tímida y el tema de los medios de comunicación me daba un poco de miedo. Pero el año pasado me volví a inscribir, acudí al ayuntamiento y me tocó.

¿Cómo ha transcurrido todo este año de preparativos?

La preparación física la realizas todo el año, pero la mental es más este último mes. El pensar en la claustrofobia que puedes sentir en algunos momentos… Ese día no tendrá nada que ver con los entrenamientos por el agobio de la gente y habrá que resistir los golpetazos, los tomatazos, el traje que pesa… Cipotegatos de años anteriores me han dado muchos consejos sobre la preparación, las zapatillas que tengo que llevar, la ropa de debajo del traje…

¿Quién le acompañará el martes en la salida?

Saldrá mi preparador físico, mi cuñado, un amigo de la infancia y si quiere el Cipotegato suplente, adelante. Yo se lo recomiendo porque es una primera toma de contacto. Ya solo salir detrás del Cipotegato es una cosa increíble. A mí me vino bien para saber lo que va a suceder este 27 de agosto. Además, Sergio Motilva, el Cipotegato de 2018, y yo nos conocemos de toda la vida porque nuestras familias son amigas y ser su suplente fue una pasada.

¿Cómo suele vivir las fiestas de Tarazona?

Suelo almorzar con los amigos la mañana del Cipotegato. Este año además nos acompañarán algunos familiares. Me gustan las verbenas, los conciertos, dar una vuelta por las ferias, los chiringuitos… Un poco de todo, como cualquier joven que disfruta de las fiestas.

Va a ser el primer Cipotegato en salir tras la remodelación de la plaza. ¿Se conoce las novedades?

Nos pilla este año todo nuevo, porque antes ya casi te sabías dónde estaban los bordillos o los baches. No sabemos cómo va a reaccionar el suelo, el escalón de la acera justo en la salida de la plaza… Pero esperemos que salga bien.

¿Cómo tiene que ser un buen Cipotegato?

Para ser un buen Cipotegato hay que ser un buen turiasonense, de pura cepa. Y hace falta mucho valor para salir a la plaza cuando abren la puerta.

Etiquetas
Comentarios