Zaragoza

ARAGÓN EN FIESTAS

Un pregón muy visual desata la diversión en Utebo

El municipio comienza sus fiestas con la traducción simultánea al lenguaje de signos de los discursos inaugurales para hacerlos accesibles.

El pregonero, Nemesio Pavón, disparó el cohete anunciador de las fiestas.
El pregonero, Nemesio Pavón, disparó el cohete anunciador de las fiestas.
Aránzanzu Navarro

La plaza de España de Utebo presentaba este miércoles un aspecto que no dejaba a lugar a dudas de que allí había fiesta. La lectura del pregón desató por la tarde la diversión, que se prolongará hasta el próximo domingo. Un ‘mix’ de los últimos éxitos radiofónicos amenizaba la espera de los presentes que coreaban las letras por todos sabidas. La ropa de los congregados también formaba una curiosa mezcla de colores chillones que no desentonaban en la celebración.

Entre los invitados se coló uno que mucha gente hubiera preferido que fuera menos intenso:el calor. Era tan asfixiante que muchos asistentes optaron por llevar por intentar refrescarse con un abanico. La encargada de dirigir unas palabras desde el balcón de la casa consistorial fue la alcaldesa, Gema Giménez, que calificó estos días como "muy emocionantes". Aunque aclaró que también es "una responsabilidad" y animó a todos a hacer unas fiestas "accesibles y respetuosas". Como novedad, una traductora iba convirtiendo al lenguaje de signos sus palabras, al igual que las del pregonero, Nemesio Pavón Laguna, un vecino de Utebo que regentó durante 38 años un negocio de fotografía en el municipio y que ahora veía "una imagen inolvidable". Este pidió paciencia antes de empezar y aseguró que iba a hacer "un discurso sencillo", al tiempo que desplegaba un pergamino que por poco no alcanzó a los que ocupaban las primeras filas. Cuando las bromas acabaron señaló emocionado que era "un honor muy grande". E incidió en la misma idea de "cabeza y respeto".

Nada mas acabar el pregón y tras una inesperada lluvia de líquidos varios dio comienzo el tradicional desfile de comparsas (pero sin carrozas), que hizo que los disfraces de la plaza cobraran un sentido. Una batucada inició la marcha y los bailes. Incluso un bebé que había aprendido hace poco a andar descubría el ritmo con unos torpes pero divertidos movimientos.

Entre los disfraces elegidos destacaron sobre todo unos budistas, unos vikingos y unos botellines de cerveza, que fueron de los más aplaudidos entre los que disfrutaron el desfile. Tras el inicio oficial de las fiestas de Utebo aún quedan unos días, hasta el domingo, para seguir disfrutando de las fiestas de Santa Ana.

-Consulta aquí otros pueblos en fiestas de Aragón.

Etiquetas
Comentarios