Zaragoza

zaragoza

El gobierno buscará ayuda externa y más personal para reducir los pagos sin contrato

Se quiere agilizar la elaboración de pliegos tras pagar 104 millones desde 2017 en convalidaciones de gasto. 

María Navarro, concejal de Presidencia, Hacienda e Interior y portavoz del gobierno municipal, en su despacho del Ayuntamiento.
María Navarro, es la concejal de Hacienda.
Guillermo Mestre

Una nueva oficina de carácter transversal, más personal municipal y ayuda de la Universidad de Zaragoza. Ese es el plan de choque que prepara el gobierno PP-Cs para reducir los millonarios pagos sin contrato a los que tiene que hacer frente el Ayuntamiento cada año. La propuesta la anunció la concejal de Hacienda, María Navarro, en la comisión del área celebrada este martes, en la que se dio cuenta de una tacada de 18 millones de euros por contratas caducadas.

"Es un problema muy grave, y nos vamos a esforzar para acabar de forma progresiva con esta práctica", prometió la edil del PP. Tal y como adelantó este periódico, el Consistorio ha tenido que desembolsar desde 2017 un total de 104 millones de euros por convalidaciones de gasto o reconocimientos extrajudiciales de crédito, fórmulas previstas para el pago por servicios cuyo contrato se ha caducado, pero que son imprescindibles para el día a día de la ciudad.

En la actualidad, más de un centenar de servicios se prestan con el contrato caducado, y en más de 30 ni siquiera se han elaborado los pliegos técnicos necesarios para publicar la correspondiente licitación. Por ello, Navarro apuesta por una nueva oficina de contratación que ejercerá un control transversal sobre todas las áreas implicadas en la tramitación administrativa. Además, se reforzará el personal y se solicitará la colaboración de la Universidad de Zaragoza para tareas de apoyo.

"Queremos hacer los mejores pliegos posibles, para que luego no nos los recurran", defendió la edil, que también anunció la petición de informes jurídicos para determinar la causa por la que algunos pliegos llevan "más de diez años" bloqueados. Eso sí, dijo ser "consciente" de que este problema "no se va a resolver en dos o tres meses" y acusó al anterior equipo de gobierno de "mala gestión".

Críticas de la oposición

Desde la oposición, el concejal socialista Horacio Royo pidió "no embarrarse en reproches" y pidió buscar soluciones entre todos los grupos ya que los problemas en materia de contratación "dañan económicamente al Ayuntamiento". Por su parte, el edil de ZEC, Alberto Cubero, criticó las "limitaciones a las administraciones públicas, que se ven obligadas a externalizar", como uno de los motivos de esta problemática y pidió a Navarro huir del discurso de la herencia recibida porque, dijo, "tiene las patas muy cortas".

El anterior responsable de Hacienda y actual portavoz de Podemos, Fernando Rivarés, defendió su gestión y aseguró que el pago de facturas sin contrato se remonta a los años 90. Finalmente, Carmen Rouco (Vox), reclamó más "transparencia" en este tipo de procesos de contratación.

Etiquetas
Comentarios