Zaragoza

Serrano dice que La Romareda no es una prioridad pero sí una "ilusión"

El consejero ha recordado que todos los grupos municipales recogen en su programa electoral, aunque con diferentes matices, la reforma del estadio, por lo que le ha concedido el estatus de "proyecto de ciudad".

Víctor Serrano y Fernando Rivarés.
Víctor Serrano y Fernando Rivarés.
Guillermo Mestre

El consejero municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Víctor Serrano, ha matizado este martes en la comisión de su área que la reforma del estadio de La Romareda "sin ser una prioridad, sí que es una ilusión de ciudad" y, por ello, ha apostado por hacerlo por consenso.

"Si hay un tema en el que consensuar es un verbo que vamos a tener que conjugar en todas sus modalidades es en la reforma de La Romareda", ha manifestado Serrano en respuesta a una interpelación formulada por el concejal Fernando Rivarés (Podemos-Equo) sobre este asunto en la sesión de la Comisión de Urbanismo y por el que también ha preguntado el exalcalde Pedro Santisteve (ZeC).

El consejero ha recordado que todos los grupos municipales recogen en su programa electoral, aunque con diferentes matices, la reforma del estadio, por lo que le ha concedido el estatus de "proyecto de ciudad", más allá de que esté incluido en los 50 puntos firmados por PP y Ciudadanos para la investidura de Jorge Azcón como alcalde.

No obstante, ha señalado que todavía no se ha comenzado a andar en este asunto y ha dejado claro que lo único que se contempla ahora es la remodelación del campo de fútbol, en ningún caso su trasladado, aunque cualquier decisión se deberá acordar con el resto de grupos políticos.

Rivarés, por su parte, ha reiterado que no se opone a la remodelación de La Romareda y ha aclarado que lo que rechazan "tajantemente" es a que se acometa con un intercambio de suelo público.

Asimismo, ha preguntado si el Gobierno de la ciudad está barajando la opción de construir un nuevo estadio en Tenor Fleta y así habría "dos pelotazos en vez de uno", a lo que el responsable de Urbanismo ha respondido negativamente.

Del mismo modo, ha contestado que no se ha planteado la construcción de una torre de 15 pisos en el entorno de La Romareda y que la solicitud de derribo del Convento de Jerusalén, también contiguo, todavía deberá seguir su trámite.

En su réplica, Víctor Serrano ha sostenido que en los últimos cuatro años ha habido "cierto miedo al urbanismo" y que, con ese miedo, "difícilmente podremos transformar Zaragoza".

De igual forma, le ha recordado a Rivarés que también recurrió a la venta de suelos para financiar proyectos, algo que ahora rechaza -el Gobierno anterior vendió unos suelos situados en Vía Hispanidad a Ibercaja para sufragar la ampliación de Mercazaragoza-.

Etiquetas
Comentarios