Despliega el menú
Zaragoza

tribunales

Cárcel para un carterista que viajó hasta Zaragoza exclusivamente para robar en las fiestas del Pilar

La Audiencia Provincial confirma la pena de tres años y siete meses de cárcel que impuso al acusado el Juzgado de lo Penal número 3 de la capital aragonesa. 

Varios policías nacionales realizan un control de pasajeros en la estación de Delicias.
Varios policías nacionales realizan un control de pasajeros en la estación de Delicias.
Policía Nacional

No es nuevo que las fiestas del Pilar de Zaragoza, además de un polo de atracción para turistas, lo es también de carteristas y otros delincuentes que se desplazan hasta la capital aragonesa para hacer su particular agosto. Cada año, cuando se acerca esta semana festiva la Policía recuerda los consejos básicos a seguir para evitar ser víctima de un robo, sobre todo en los espacios más concurridos (conciertos, espectáculos en la calle, bares, etc.), los preferidos por los mangantes. 

A uno de estos carteristas, especialista en hurtos de teléfonos móviles, carteras y bolsos, su 'visita' a Zaragoza durante las fiestas del Pilar de 2016 le ha salido muy cara: tanto como una condena de tres años y siete meses de cárcel por un delito continuado de robo con violencia con la agravante de pertenencia a grupo criminal que le acaba de imponer la Audiencia Provincial de Zaragoza. Además, el ahora condenado tendrá que indemnizar a varias víctimas que han reclamado por los bienes que les robó con al menos 618 euros. 

Según han considerado probado los magistrados de la Sección Sexta, el acusado, al que no le constaban antecedentes penales, vivía en Madrid en octubre de 2016. Junto a tres conocidos, se desplazó hasta la capital aragonesa en coche con el único fin de "sustraer al descuido diversas pertenencias" de las personas que estaban en Zaragoza disfrutando de los días de fiesta.  

A pesar de que el grupo de carteristas estaba formado por cuatro personas, solo una de ellas ha sido recientemente condenada por la Audiencia, que ha confirmado íntegramente la condena que le impuso a finales de abril de 2019 la titular del Juzgado de lo Penal número 3 de Zaragoza. 

De acuerdo con el fallo, los carteristas comenzaron su particular expolio la noche del 9 de octubre de 2016, cuando robaron dos teléfonos móviles en el Parking Norte. Pero fue la noche del 14 al 15 cuando la actividad de este grupo de carteristas fue frenética y se cebó, sobre todo, con los asistencias a los conciertos.

El particular expolio de estos individuos comenzó hacia las 22.00 del 14 de octubre en un bar de la calle de Franco y López, en Las Delicias. Allí, el ahora condenado se apoderó de un bolso con pertenencias valoradas en más de 500 euros y de un teléfono móvil.

Después, se desplazaron hasta el gran espacio festivo de la Expo, donde a lo largo de la noche sustrajeron al descuido al menos 16 móviles valorados en diferentes cantidades, entre 89 y 499 euros. 

La escalada de hurtos terminó esa misma madrugada, cuando fueron detenidos por la Policía Nacional en el recinto. Un grupo de agentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón especializado en los delitos contra el patrimonio se había desplazado hasta el Parking Norte precisamente con el objetivo de neutralizar a grupos de carteristas. El ahora condenado y sus compinches levantaron las sospechas de los funcionarios públicos porque su edad llamaba la atención respecto a la de la mayoría de asistentes a los conciertos y, además, advirtieron que se movían de forma pautada, como siguiendo una serie de roles, que se correspondería con la acción de un grupo organizado con el fin de delinquir. 

La sentencia dictada por la Audiencia Provincial confirmando la de la primera instancia no es firme y la defensa del condenado puede presentar un recurso de casación si advierte fraude de ley en el fallo. 

Etiquetas
Comentarios