Despliega el menú
Zaragoza

igualdad

Más mujeres interesadas en ser bomberas y policías locales en Zaragoza

86 mujeres se han presentado a la oposición de Policía Local y 33 a la de Bomberos. El Ayuntamiento quiere promover la igualdad en dos sectores muy masculinizados.

Ujue Sarraseca, una de las pocas bomberas en la plantilla de Zaragoza, a las puertas del Parque 1.
Ujue Sarraseca, una de las cinco bomberas en la plantilla de Zaragoza, a las puertas del Parque 1.
I. Muñoz

Solo el 1,3% de la plantilla de Bomberos de Zaragoza son mujeres (cinco). Y en la Policía Local ellas representan el 14% (164 mujeres). El Ayuntamiento de Zaragoza quiere fomentar la igualdad y promover el acceso de más mujeres a estos cuerpos. Para ello, la Oficina Técnica de Transversalidad de Género hizo algunas modificaciones en las bases de las oposiciones y lanzó una campaña de sensibilización. De momento, estas acciones están dando buenos frutos.

La semana pasada terminó el plazo de presentación de instancias para las oposiciones de Bomberos (56 plazas) y Policía Local (44 plazas). Para las de Bomberos hay cerca de un millar de aspirantes: 876 hombres y 33 mujeres (3,6%). Para las de Policía Local hay aún más interesadas. Para las 43 plazas de turno libre ordinario se han presentado 282 hombres y 86 mujeres (23,4%). Además, hay un aplaza reservada para militares, a la que se han presentado 6 hombres y 1 mujer.

"Los datos de las instancias son mejores de lo que pensábamos. Lanzamos esta campaña sobre todo con idea de sensibilizar y de animar a más mujeres en el futuro a presentarse. Son oposiciones que la gente prepara con mucho tiempo. Estamos muy contentos con el resultado. A ver cuántas aprueban finalmente la oposición", afirma Pilar Maldonado, responsable de la Oficina de Transversalidad

En la última oposición de Bomberos, en 2016, solo aprobó una mujer (Noemí Loma). En esa ocasión se presentaron 36 mujeres y 1.206 hombres. Y en la última convocatoria para la Policía Local no consiguió plaza ninguna. Se presentaron 32 mujeres y 244 hombres.

"Hay colectivos más masculinizados que otros y en ello influyen diversos factores personales, laborales, familiares, institucionales. Hay muchas mujeres que no se plantean la posibilidad de optar a algunas profesiones pensando que no están preparadas o que no van a poder cumplir las exigencias físicas. Decidimos analizar esta situación y tratar de eliminar algunos obstáculos", explica Pilar Maldonado.

Mismas exigencias físicas pero distinta puntuación

La Oficina de Transversalidad, en colaboración con los sindicatos, con bomberas de la plantilla y con bomberos graduados en Ciencias de la Actividad Física diseñaron algunas modificaciones en las bases de la convocatoria. Una de las principales novedades es que los tiempos mínimos exigidos en las pruebas físicas son los mismos para hombres y mujeres, pero a ellas se les puntúa más.

Por ejemplo, deben nadar 100 metros en un tiempo máximo de 1 minuto y 38 segundos. Este tiempo se valora con un 5 para los hombres y un 6 para las mujeres. Para obtener 10 puntos en esa prueba ellos deben hacer un tiempo de 1 minuto y ellas, 1 minuto y 10 segundos. Otra prueba es correr 1.500 metros en 5 minutos y 50 segundos. Para conseguir 10 puntos, ellos deben correr en 4 minutos y 28 segundos, y ellas, en 5 minutos y 10 segundos. Otra novedad es que en la prueba de subir la cuerda se permite por primera vez hacer una presa de pie para compensar el menor desarrollo físico de los pectorales de las mujeres.

En el caso de la oposición de la Policía Local sí hay diferencias por sexos en los requisitos. Por ejemplo, la altura mínima para hombres es 1,65 metros y para mujeres, 1,60. Unos y otros deben trepar por una cuerda lisa hasta un altura de 6 metros para los hombres y 5 para las mujeres. Ellos deben nadar 50 metros en un tiempo máximo de 42 segundos y ellas, 49. Los opositores deben correr 1.500 metros en pista, en un tiempo máximo de 5 minutos y 25 segundos para los hombres y un minuto más para las mujeres.

En ambas convocatorias de Bomberos y Policía Local se ha introducido una cláusula para proteger a las candidatas que por embarazo o parto no puedan hacer las pruebas físicas. Cuando esto ocurra, las aspirantes harán todos los demás ejercicios, y su calificación final quedará a expensas de que pueda hacer los exámenes en los próximos tres años.

Desde el Ayuntamiento subrayan que esto es un primer paso, y que las bases se pueden mejorar para próximas convocatorias. "Vamos a apostar por seguir mejorando los procesos selectivos como este para facilitar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres", aseguran la concejala de Mujer, Igualdad y Juventud, Mari Fe Antoñanzas, y el consejero de Acción Social y Familia, Ángel Lorén.

Los exámenes se realizarán en otoño, y está previsto que los nuevos bomberos (y bomberas) y policías locales se incorporen el próximo año a la plantilla municipal.

Etiquetas
Comentarios