Zaragoza

aragón

Bomberos convoca 56 plazas con nuevas pautas de valoración para fomentar el acceso de mujeres

Los tiempos mínimos en las pruebas físicas serán iguales, pero se les puntuará más a ellas, que son el 1,3% de la plantilla.

Ujue Sarraseca, una de las pocas bomberas en la plantilla de Zaragoza, a las puertas del Parque 1.
Ujue Sarraseca, una de las pocas bomberas en la plantilla de Zaragoza, a las puertas del Parque 1.
I. Muñoz

El Ayuntamiento de Zaragoza ha convocado 56 plazas de libre acceso para el Cuerpo de Bomberos, que cuenta en la actualidad con 450 funcionarios pero cerca de 150 vacantes. El proceso se inicia ahora con la intención de hacer los exámenes en otoño y que los nuevos funcionarios se estrenen en enero. Las bases, ya publicadas, recogen importantes novedades en materia de igualdad, con las que se busca fomentar el ingreso de más mujeres, ya que en la actualidad apenas representan el 1,3% de la plantilla.

Fruto del diálogo entre la Jefatura, la Oficina de Transversalidad de Género de Zaragoza y los sindicatos, se ha acordado modificar la que hasta la fecha era la principal barrera de acceso para las mujeres: las pruebas físicas. En anteriores convocatorias, las marcas mínimas exigidas eran más bajas para ellas, tal y como fija la legislación en materia de igualdad. Sin embargo, ahora se ha querido ir más allá y cambiar el modelo. En esta ocasión, los tiempos mínimos serán idénticos para ambos sexos, pero las féminas obtendrán puntuaciones más ventajosas.

"Antes era más fácil que un hombre llegara al 10, pese a partir de mínimos más exigentes que las mujeres", explica Pilar Maldonado, responsable de la Oficina de Transversalidad. En cambio, con el nuevo sistema se requiere la misma base física, pero se premia más a las mujeres en la puntuación. Por ejemplo, en la prueba de natación, solo serán aptos aquellos que la superen en menos de 1 minuto y 38 segundos. Pero con esa marca, los hombres obtendrán 5 puntos mientras que las candidatas lograrán 6.

Según el jefe de Bomberos, Eduardo Sánchez, "al fijar unos mínimos comunes se garantiza que cualquier aspirante que apruebe está capacitado para la labor que desempeñarán", mientras que con la nueva baremación "se fomenta el acceso de mujeres". Por otro lado, también se cambia la técnica de algunas de las pruebas físicas más complicadas. Por ejemplo, se reduce la altura del potro para compensar que se elimina el trampolín ya que, al no existir un modelo unitario, cada candidato podía haber entrenado en uno distinto, lo que había causado más de un problema en el pasado.

Además, por primera vez se permitirá trepar la cuerda –una de las pruebas más exigentes–, haciendo una presa de pie, para compensar el menor desarrollo físico del tren superior de las mujeres.

Casos de embarazo

No serán los únicos avances en materia de igualdad que se estrenarán en esta convocatoria. A petición del sindicato CC. OO., también se tendrá especial consideración con aquellos casos de candidatas que por embarazo o parto no puedan hacer las pruebas físicas. Cuando esto ocurra, las aspirantes harán todos los demás ejercicios, y su calificación final quedará a expensas de que pueda hacer los exámenes pendientes en la siguientes convocatoria, siempre y cuando sea antes de tres años.

Asimismo, se incluye en el temario que deben preparar los candidatos contenidos específicos sobre igualdad de género.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha puesto en marcha una campaña en medios para sensibilizar sobre la necesidad de feminizar el Cuerpo de Bomberos. "Se trata de cambiar estereotipos, sobre todo entre las niñas", destaca Maldonado, que habla de este como "un primer paso"de cara a futuras convocatorias "aún más igualitarias".

Etiquetas
Comentarios