Despliega el menú
Zaragoza

 zaragoza

Detectados dos ejemplares muertos de una especie invasora de caracol en el río Matarraña en Fayón

El caracol manzana es una especie invasora perjudicial para la agricultura y el medio ambiente. No obstante, de momento no se han hallado ejemplares vivos ni puestas.

Las dos conchas de caracol manzana.
Las dos conchas de caracol manzana.
DGA

Agentes para la Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón han hallado dos conchas muertas de caracol manzana en la zona embalsada del río Matarraña, en el término municipal de Fayón. Se trata de una especie invasora que resulta perjudicial para la agricultura y el medio ambiente, y que puede llegar a modificar profundamente el estado y estructura de los ecosistemas acuáticos. 

Herbívoro voraz, el caracol manzana se distingue por su gran tamaño y por las profundas espirales de su concha. Suele medir entre 4 y 7,5 centímetros, aunque, en algunas ocasiones, puede alcanzar incluso los diez. La forma más fácil de detectarlo es localizando sus puestas de color rosa, que coloca ligeramente por encima del agua, en tallos de plantas acuáticas. 

Se trata de una especie con una alta tasa de reproducción y con gran capacidad para la supervivencia, ya que logra subsistir en severas condiciones ambientales, como con contaminación o con niveles bajos de oxígeno.

Por ello, técnicos y efectivos de la DGA están realizando prospecciones intensivas en las orillas del embalse de Ribarroja, aunque de momento no se han encontrado ejemplares vivos ni puestas. 

Dado el gran uso de pesca deportiva que tiene la zona, parece como causa más probable que las conchas recogidas pudieran haber sido traídas por pescadores provenientes del Delta del Ebro que usaran la especie como cebo vivo, según apunta el Gobierno de Aragón en un comunicado. 

Así, la institución recuerda que está "tajantemente prohibido" la posesión y el transporte vivo de estos caracoles, para pesca o cualquier otro fin. Su incumplimiento puede acarrear graves sanciones económicas e incluso está tipificado como delito por el código penal.

Además de cumplir estas sencillas normas, otra forma de colaborar para que este problema no se extienda, es tratar de detectar las puestas de color rosa que hace este animal en la vegetación que emerge del agua, como carrizos y eneas. Si se localiza una puesta o un caracol manzana hay que dar inmediato aviso al 112, pues si se localiza de forma temprana es posible acabar con el foco.

Etiquetas
Comentarios