Zaragoza

zaragoza

Una nueva avería del azud afecta a la navegación y causa daños en el embarcadero de Vadorrey

La rotura obligó a cancelar los viajes en falúa previstos por San Juan. La incidencia está resuelta pero el nivel del agua tardará en subir.

La avería se localizó en una de las compuertas del azud y afectó a la navegación.
La avería se localizó en una de las compuertas del azud y afectó a la navegación.
José Miguel Marco

Una nueva avería en el azud afectó este domingo a la navegación en el Ebro y causó daños en el embarcadero de Vadorrey. La incidencia, localizada en una de sus compuertas, pudo ser resuelta este lunes por Aquara, la empresa encargada de su mantenimiento, aunque todavía no se ha recuperado la altura habitual de la lámina de agua. Por su parte, el gobierno PP-Cs mostró su respaldo a la represa, después de que el anterior de ZEC pusiera en duda su necesidad y advirtiera de supuestas afecciones medioambientales.

La avería se localizó en una de las compuertas del azud. En concreto, según detallaron fuentes municipales, se produjo una «fuga de aceite en uno de los latiguillos» del sistema hidráulico, lo que afectó al nivel del río y obligó a cancelar los paseos en falúa que estaban previstos en esta zona del Ebro como parte de la programación de San Juan. «Al hacer el primer viaje ya se vio que bajaba la lámina de agua y hubo que cancelar el resto», explicó Pablo Polo, secretario de la Asociación de Vecinos de Vadorrey y presidente del colectivo Iberflumen.

"Al hacer el primer viaje ya se vio que bajaba la lámina de agua y hubo que cancelar el resto"

Como consecuencia de la avería, el embarcadero de Vadorrey se vio colapsado de barro, como suele ocurrir cada vez que baja el nivel del agua más de lo habitual. Sin embargo, la empresa concesionaria, Aquara, encargada del mantenimiento del azud, consiguió resolver la incidencia en un día. «En 2017 costó siete meses arreglar una compuerta y ahora apenas 24 horas», criticó Polo, en referencia a las «trabas» del anterior gobierno de ZEC a esta infraestructura, construida al abrigo de las obras de la Expo del agua de 2008.

Los técnicos lograron reparar la rotura en el sistema hidráulico, aunque decidieron no someter a la compuerta a la máxima presión, por lo que la lámina de agua se irá recuperando en los próximos días. Afortunadamente, la incidencia no afectó a pruebas deportivas, ya que la mayoría de los clubes que utilizan el río se encontraban en un campeonato que se celebró este fin de semana en la ciudad gallega de Orense.

Respaldo del gobierno PP-Cs

El azud del Ebro ha sufrido varias averías en los últimos años, lo que afectó a la navegación del río y abrió el debate de su continuidad de manos del anterior gobierno de ZEC, que incluso demoró su reparación en 2017 para convocar una mesa técnica que decidiera qué hacer con la represa. Entonces la oposición mostró su rechazo.

La actual concejal de Infraestructuras, Patricia Cavero (PP), mostró ayer su respaldo al azud. «Forma ya parte indisoluble del río y vamos a garantizar un correcto mantenimiento del mismo con el objetivo de que funcione de forma adecuada y para que los zaragozanos puedan disfrutar de un uso lúdico y deportivo del río», declaró. «Se ha producido una pequeña avería que se ha solventado a la mayor brevedad y haremos lo posible para que las actividades programadas no sufran alteraciones», concluyó.

Etiquetas
Comentarios