Despliega el menú
Zaragoza

TARAZONA Y EL MONCAYO

La procesión de la Resurrección despide la Semana Santa turiasonense

Una fina lluvia ha presidido el encuentro entre el Cristo Resucitado y su madre la Virgen Dolorosa

La peana del Cristo Resucitado delante de la catedral de Tarazona tras completar su procesión.
La peana del Cristo Resucitado delante de la catedral de Tarazona tras completar su procesión.
N.B.

La Semana Santa de Tarazona se ha despedido este Domingo de Resurrección con el último de los actos de su programación oficial. El protagonismo de esta jornada ha sido para la cofradía de la Resurrección del Señor, la décima con la que cuenta la ciudad.

Esta hermandad se creó en el año 2006 con el objetivo de completar la Semana Santa turiasonense, que fue declarada Fiesta de Interés Turístico en Aragón el año anterior. Pertenece a la parroquia de la Inmaculada y la peana con el Cristo Resucitado, tallada en madera de olmo policromada a tamaño natural, es portada a hombros.

Tras la salida de su parroquia, los cofrades han enfilado la avenida de Navarra en dirección a la catedral de Santa María de la Huerta, a donde han llegado después de más de una hora de recorrido. Allí el Cristo Resucitado se ha encontrado con su madre, la Virgen Dolorosa, una imagen perteneciente a la cofradía del Santo Cristo de los Afligidos de la iglesia de San Miguel.

Tras el intercambio de ramos entre dos niñas de ambas cofradías, se han cantado y bailado unas jotas, y el obispo de la diócesis de Tarazona, Eusebio Hernández, ha leído un poema al numeroso público reunido frente al atrio de la catedral a pesar de la fina lluvia que caía en ese momento. El acto ha concluido con la suelta de palomas como símbolo de paz.

Etiquetas
Comentarios