Despliega el menú
Zaragoza

Semana Santa

¿Qué opinan los turistas de nuestra Semana Santa?

Llegados desde Italia, Irlanda, Polonia, Estados Unidos o China, varios visitantes nos cuentan su opinión sobre la Semana Santa en la capital aragonesa.

semana santa
Nieves Pascual y Marta Elliott disfrutan de la Semana Santa zaragozana
C.I.

Durante la celebración de la Semana Santa de Aragón, seguidores, fieles y adeptos se entremezclan con cientos de turistas que recalan en diversos puntos de la Comunidad Autónoma para adentrarse en esta tradición tan arraigada. Detrás de cada uno de ellos, se esconden cientos de historias protagonizadas por la fe, la ilusión, los reencuentros y, sobre todo, distintas formas de vivir una misma celebración. Pero, ¿qué piensan estos visitantes?, ¿qué sienten cuando ven una procesión por primera vez?, ¿qué es lo que más les gusta?.

Zhao Chengwei (20) y Wang Zhuoqun (19), están en Zaragoza como estudiantes de intercambio, él de turismo y ella de español. Procedentes de Shandong, al norte de China, llevan en la ciudad tan solo unos meses. “Hemos salido a ver procesiones dos días por la zona de la Puerta del Carmen, ha sido muy impresionante”, explica Chengwei. Ambos coinciden en lo vistoso de los atuendos de los cofrades, “sobre todo los capirotes”, destacan. “También en la forma de moverse, todos juntos, y el sonido, que es muy llamativo. Me recordó a un evento que celebramos en China con la Guardia de Honor”, relata.

Estos días, en su caso por trabajo, también está por la ciudad Mario Rozmiarek (25), original de Polonia. “Al principio me sorprendió mucho el atuendo porque me recordaba al Ku Klux Klan, luego nos lo explicaron que era la ropa típica de las hermandades españolas. La verdad es que no conocía mucho de la Semana Santa”, advierte el joven. Los sonidos, los distintos roles de quienes participan en la procesión, los pasos… y, sobre todo, la gente. “Me llamó la atención ver a tantas personas participando en el evento y al público parado tanto rato en la calle, se nota que la gente lo siente mucho”, opina.

También ha sido la primera Semana Santa para Giuseppe (51), nacido en Matera, al sur de Italia. “Conocía esta celebración por mi cultura católica pero nunca había vivido en primera persona las procesiones. Sentía que iba a ser algo especial, así que nada más llegar a Zaragoza tenía que confirmarlo”, explica. En su caso, destaca la pasión y la fe que se concentra durante estos días en la ciudad.

“Es algo impresionante, mágico, y tal vez místico que me emociona al sentir los tambores, el olor de incienso y las procesiones en silencio. Sin duda, me llevo una experiencia inolvidable”, explica el visitante que llegó a Zaragoza el miércoles a última hora de la tarde, y no dudó en acercarse a la procesión del Encuentro en la plaza del Pilar. “A partir de ahora, la cita va a formar parte de mi agenda cada año”, concluye.

Aunque aragonesa, Nieves Pascual (47) llevaba 26 años sin vivir una Semana Santa en casa. “Es lo que más echo de menos de Zaragoza, es mi tradición favorita”, reconoce. Actualmente reside en Florida junto a su marido y sus dos hijas mellizas, Daniela y Marta Elliott (13). “Este año surgió la opción de enseñarles esta tradición como hizo mi padre conmigo y no quería perder esa oportunidad”, explica.

“Me está gustando mucho la Semana Santa, es todo muy bonito y quiero volver siempre”, admite Daniela. “A mí me encantan los tambores y los bombos, y un día me gustaría ser costalera”, añade su hermana. En su caso, prácticamente han salido todos los días a disfrutar de los eventos en la capital aragonesa.

Respeto, pasión y fe

Además, en el caso de Pascual, el reencuentro ha sido doble, no solo con la tradición, sino con una de sus mejores amigas de toda la vida, Beatriz Mosteo, también zaragozana y actualmente residente en Milán junto a su pareja, Paolo. Para éste también eran sus primeras procesiones: “Me ha llamado mucho la atención que en una ciudad como Zaragoza se mantenga una tradición como ésta tan arraigada”.

Para Ciara Quirke (21) y Shannon Pembroke (21), ambas profesoras de inglés en The North Station Academy, también ha sido la primera Semana Santa en Zaragoza. “Vimos la procesión el domingo y lo que más me impresionó fue lo fuerte que sonaban los tambores. Sabía que algo iba a pasar pero no era lo que esperaba, era mucho más grande de lo que imaginaba”, opina Quirke, natural de Tralee, en el condado de Kerry. “En Irlanda celebramos la Pascua y una ‘Egg Hunt’ con huevos de chocolate. Son fechas muy señaladas, pero no tiene nada que ver, vi mucho respeto en la calle y que participa gente de todas las edades”, admite.

Por su parte, Pembroke, nacida en Limerick, destaca la oportunidad de empaparse en otras culturas y tradiciones: “Es muy interesante ver cómo se celebran este tipo de citas en distintas partes del mundo. No es lo que estamos acostumbrados a ver. Me quedo con el esfuerzo y la ilusión que transmiten los participantes de las procesiones”, concluye.

Etiquetas
Comentarios