Zaragoza

zaragoza

Los primeros vecinos llegan al nuevo barrio en Zaragoza a orillas del Ebro

Ya se han entregado las primeras viviendas del paseo de la Ribera. Este plan urbanístico prevé la construcción de 882 pisos.

Ya se han dado las llaves de las primeras viviendas de los edificios situados en la ribera del Ebro, junto al barrio de Jesús. Heraldo TV habla con los nuevos vecinos que se están mudando.

"Es muy emocionante recibir las llaves de tu nueva casa cuando llevas tanto tiempo esperando. En unos días, nos mudamos", afirma Mercedes Gómez, una de las primeras vecinas del nuevo barrio que está creciendo a orillas del Ebro en Zaragoza. Entre el paseo de la Ribera, Marqués de la Cadena y la calle Cosuenda, donde antes había descampados y restos de naves industriales, se levantarán 882 viviendas. Los pisos más próximos al Ebro se están entregando este mes a sus propietarios; otros edificios están en obras, y otros pendientes de comenzar la construcción.

Este proyecto urbanístico cierra una de las grandes cicatrices de la margen izquierda y es una de las mayores promociones de vivienda nueva que hay ahora en marcha en la ciudad de Zaragoza. El plan se aprobó inicialmente en el Ayuntamiento en 2006, aunque tardó diez años en comenzar. Tras el derribo de las viejas naves, en noviembre de 2016 empezaron las obras de urbanización que han transformado por completo esta zona del barrio Jesús, próxima a Vadorrey y la Jota.

Nuevas calles del barrio Jesús
Nuevas calles del barrio Jesús
HA

El área tiene un total 76.500 metros cuadrados, con 12.500 metros cuadrados de zonas verdes. Se han abierto nuevas calles (con nombre de mujeres) y se han habilitado zonas de paso peatonales para conectar con el puente de la Unión. Se han entregado ya dos edificios en la calle Ana Laguna (la más cercana al río) y están terminando los trabajos de acondicionamiento de zonas verdes y carril bici. También están ya instalados los parques infantiles.

Estos días empiezan a llegar los primeros vecinos. "A nosotros nos entregaron las llaves el día 15 de abril y ahora estamos esperando que nos den la luz, probablemente a principios de la próxima semana. Compramos la casa en 2015 y solo nos quedan unos días para estrenarla. Yo llevaba 16 años viviendo en el barrio, muy cerca de aquí, pero de espaldas al río. Elegimos esta casa porque nos gusta mucho el entorno. Es una zona muy tranquila y a un paso del centro. El paisaje es muy bonito en todas las estaciones del año", asegura Mercedes Gómez. "El barrio está creciendo mucho pero los servicios se han quedado obsoletos. Faltan comercios, un centro de salud y mejor servicio de autobús", apunta.

Las necesidades del nuevo barrio

"Estábamos deseando que este proyecto urbanístico viera la luz. Van a venir nuevos vecinos al barrio (cerca de 3.000 cuando estén todas las viviendas), se revaloriza toda la zona, ganamos espacios verdes, mejora la accesibilidad con el puente de la Unión y con los barrios de la Jota y Vadorrey. Pero nos preocupa que no se han previsto los servicios públicos y equipamientos que van a hacer falta en breve. Desde la asociación de vecinos del barrio Jesús llevamos mucho tiempo advirtiéndolo", afirma Raúl Gascón, presidente de la asociación.

En el ámbito educativo, los colegios de la zona ofrecen ahora plazas suficientes para los niños del entorno, después de unos años de gran presión demográfica. La asociación de vecinos advierte de que a corto plazo hace falta un instituto, porque los de Pilar Lorengar, Azucarera y el nuevo del Picarral son insuficientes para las necesidades de esta parte de la margen izquierda. Y recuerdan que otra vieja reivindicación es la construcción de un pabellón deportivo en un solar junto a Marqués de la Cadena, que podría servir para los colegios de la zona y para los vecinos del barrio.

El barrio Jesús cuentan con varias líneas de autobús, las que circulan por Marqués de la Cadena y la avenida de Cataluña: Ci1, Ci2, 21, 32, 35, 39 y 44. Pero la nueva zona del paseo de la Ribera queda alejada de las paradas. La asociación de vecinos pide la ampliación de la línea 21 para dar servicio a los nuevos vecinos y a los que viven en la parte final del paseo de Longares. "Este cambio, que no tendría un gran coste económico, beneficiaría a mucha gente. Los técnicos de Movilidad ya conocen nuestra propuesta, esperamos que se pueda realizar pronto", señala Raúl Gascón.

También VPO

El nuevo barrio crece a diferentes ritmos. Los bloques cercanos al paseo de la Ribera son los primeros que se han terminado y ahora también hay otro edificio en obras en el otro extremo. El Ayuntamiento tiene pendiente la construcción de 160 viviendas protegidas, de las que 124 serán para la venta y 36 para el parque público de Zaragoza Vivienda.

Varias promotoras anuncian la próxima construcción de viviendas en esta zona, algunas comunidades con piscina y otros servicios comunes. Son viviendas en su mayoría de 3, 4 o 5 dormitorios, con precios desde 250.000 euros.

Etiquetas
Comentarios