Zaragoza

Robos

Tres detenidos y seis investigados por robar miles de tejas viejas en la zona de Épila

Solo entre el 4 de marzo y 12 de abril fueron denunciados seis robos. 

Parte del material incautado.
Parte del material incautado.
Guardia Civil

Agentes de la Guardia Civil han detenido a tres personas, entre ellas un menor, e investigado a otras seis por diversos robos de teja vieja registrados principalmente en las localidades zaragozanas de Épila y Lumpiaque.

Según informa el Instituto Armado, entre el 4 de marzo y 12 de abril de este año fueron denunciados seis robos de teja vieja en las referidas poblaciones zaragozanas que posteriormente eran vendidas a un vecino de Pedrola que disponía de una nave para la compraventa de este tipo de material.

Las primeras pesquisas realizadas permitieron a los agentes obtener la identificación de una furgoneta propiedad de un vecino de Urrea de Jalón que supuestamente era utilizada en los hurtos.

Además, pudieron comprobar que el dueño del vehículo recorría durante el día junto a otras dos personas diferentes parajes para seleccionar los lugares donde llevar a cabo los robos, siempre en horario nocturno.

Los agentes pudieron conseguir también la descripción de un segundo vehículo relacionado con los robos, información acerca de las horas en los que se perpetraba el delito y la identidad del vecino de Pedrola que presuntamente adquiría el material sustraído.

La inspección llevada a cabo en la nave de compraventa de tejas permitió verificar la existencia de 19 albaranes que reflejaban la venta, por parte de ocho personas, entre ellas los detenidos, de más de ocho mil tejas.

Los tres detenidos fueron avistados la noche del pasado 10 de abril en la carretera de Muel-Lumpiaque, mientras se desplazaban en la furgoneta presuntamente relacionada con los robos en dirección a Urrea de Jalón.

Desplazados hasta esta localidad, los investigadores localizaron la furgoneta junto a la vivienda del principal sospechosos y pudieron comprobar la presencia de una cantidad indeterminada de tejas ocultas bajo unos colchones.

En la vivienda se encontraban, además, un menor de 16 años y otra persona que presuntamente habían colaborado en el robo de las tejas, por lo que los agentes procedieron a su detención.

Del estudio de la documentación aportada por el propietario de la nave de Pedrola, investigado por un delito de receptación, se pudo observar que la entrada de la mercancía se hacía sin comprobación alguna de su legítima procedencia.

Igualmente se determinó la identidad de otras cinco personas, vecinas de Épila y Lumpiaque, que habían realizado ventas de teja vieja de manera irregular en el mismo periodo de tiempo. 

Etiquetas
Comentarios