Despliega el menú
Zaragoza

TARAZONA Y EL MONCAYO

Bomberos de la Diputación de Zaragoza imparten formación a compañeros de otros lugares

Las prácticas se desarrollan en Tarazona y se centran en la extinción de incendios en interior.

Incendio simulado en las prácticas turiasonenses.
Incendio simulado en las prácticas turiasonenses.
Nora Bermejo

Bomberos de la Diputación de Zaragoza (DPZ) llevan martes y miércoles impartiendo formación a una veintena de compañeros llegados de otros lugares de Aragón y también otras comunidades autónomas. Las prácticas se desarrollan en las viejas instalaciones del Hogar Doz de Tarazona, actualmente sin uso y abandonadas, un escenario perfecto para recrear las diferentes situaciones que precisan estos efectivos.

“Hay que agradecer el que nos dejen este espacio porque los escenarios que tenemos aquí para practicar son muy difíciles de encontrar en ningún otro sitio. Nos da mucho juego para hacer un montón de cosas”, ha asegurado Tomás García, jefe de la zona oeste del Servicio Provincial de Extinción de Incendios (SPEI).

Durante dos días se desarrollan un total de ocho talleres, además de teoría, para efectivos llegados de Vizcaya, Béjar, Toledo, Teruel, Hueca o Burgos. “Es un intercambio de formación entre nosotros para trabajar diferentes aspectos, por ejemplo el año pasado estuvimos en Bilbao aprendiendo electricidad para bomberos”, ha recordado García.

Todos los talleres realizados son diferentes para poder abordar “todos los problemas que nos podemos encontrar en la extinción de un incendio en interior, con rescate de víctimas y rescate de compañeros”. Y todo ello, practicado a ciegas. “En cualquier incendio al que nosotros vamos, nos encontramos un escenario desconocido, y la visión es nuestro problema porque el humo es el hándicap que tenemos, por eso la orientación es importante”, ha explicado el bombero de la DPZ.

Así, se ha realizado por ejemplo una yincana en la que hay que soportar “la presión, ya que te ves muy agobiado porque tienes que quitarte el equipo varias veces y pasar por zonas muy angostas”. Otro de los talleres ha consistido en pasar sin visión por una zona de orientación y luego “ser capaces de plasmarlo gráficamente en un plano”.

Unas condiciones que han representado a la perfección situaciones reales y que no han sido nada fáciles de superar, según han valorado los participantes.

Etiquetas
Comentarios