Zaragoza

zaragoza

Comienza la consolidación de edificios en la zona del Camino de Santiago en Ruesta

La Confederación Hidrográfica inicia estos trabajos en coordinación con el Gobierno de Aragón y la concesionaria actual del núcleo expropiado, la CGT.

WhatsApp Image 2019-04-01 at 11.39.57
Ruesta
Ayuntamiento de Urriés

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) inicia este martes los trabajos de consolidación de varios edificios del núcleo despoblado de Ruesta, situado entre las comarcas de las Cinco Villas y la Jacetania, ubicados en la zona por la que discurre el Camino de Santiago en la variante del camino francés.

La actuación prevista se realiza por motivos de seguridad y se lleva a cabo en coordinación con el Gobierno de Aragón, “dentro de sus competencias de Patrimonio y responsable de la definición del proyecto y con el responsable actual del núcleo como concesionaria, la Confederación General del Trabajo (CGT) y el Ayuntamiento de Urriés”, señalan desde CHE a través de un comunicado.

Estas labores suponen una inversión por parte de CHE de alrededor de 102.000 euros para garantizar la seguridad de peregrinos y visitantes que transiten por el Camino de Santiago en este tramo de Ruesta. En total, se va a intervenir en un área de cerca de 1.500 metros cuadrados mediante el vallado, apuntalamiento y consolidación, así como la eliminación de elementos ruinosos e impermeabilización de cabezas de muro, entre otras acciones. Estos trabajos contemplan intervenciones en la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, el palacio de Lacadena y otras 14 viviendas.

En febrero del pasado año, se concluyó el estudio encargado por el Gobierno de Aragón al arquitecto Sergio Sebastián para conocer qué tipo de medidas serían necesarias para recuperar este núcleo perteneciente al término de la localidad zaragozana de Urriés.

Ruesta quedó deshabitado en la década de los 60 debido a la construcción del pantano de Yesa, inaugurado por Franco hace 60 años -el 8 de abril de 1959-. Tras un proceso de expropiación, sus habitantes se vieron abocados al abandono de sus tierras. Algunos se instalaron en poblaciones cercanas como Artieda y Urriés, otros se fueron a ciudades como Barcelona y hubo hasta quienes se marcharon fuera de España para labrarse un futuro.

Tras la cesión de la gestión del municipio a la Confederación General del Trabajo, a finales de los 80 hoy, a excepción del castillo -de propiedad particular-, sus casas y edificios pertenecen a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), mientras que la mayor parte del suelo urbano y de su monte forma parte del municipio de Urriés.

“Este martes se da un paso muy importante y dentro de unos meses podremos ver una apariencia más digna y, sobre todo, más segura de la parte del Camino de Santiago. Estoy convencido de que esta es la primera fase de un cambio vital para la zona”, comenta el alcalde de Urriés, Armando Soria.

Hasta ahora, el tramo del Camino de Santiago que pasa por Ruesta estaba cortado debido al mal estado y el peligro que suponía para peregrinos y visitantes transitar por este lugar. “Hay un camino alternativo, que rodea el pueblo, porque realmente por ahí no se podía pasar por ninguna parte”, explica el alcalde.

"Mantener viva la memoria y el patrimonio de Ruesta es una cuestión cultural y una forma de devolver la dignidad a un pueblo expropiado"

Soria se muestra optimista ante el inicio de las obras y señala la necesidad de recuperar patrimonio lo antes posible. “Si posteriormente se sigue trabajando en la consolidación de fachadas hasta llegar al castillo, se convertiría en un punto turístico de primer orden. En cualquier caso, no me refiero a que Ruesta se recupere para vivir porque eso queda muy lejos cuando la realidad es que se nos están vaciando la mayor parte de de los pueblos de Aragón”, aclara.

No obstante, para el alcalde de Urriés "mantener viva la memoria y el patrimonio de Ruesta es una cuestión cultural, ética y también, de alguna forma, una manera de devolver la dignidad a un pueblo expropiado". El proyecto de la construcción del embalse de Yesa nació durante una dictadura, la de Primo de Rivera, en los años 20 del pasado siglo, y posteriormente los trabajos se vieron interrumpidos durante la Guerra Civil. A partir de la década de los 40, se retomaron las obras y a partir de este periodo vecinos de varios pueblos de la zona emigraron a otros países.

WhatsApp Image 2019-04-01 at 11.39.58
Leandrina Petroch y Santiago Legazpe
Ayuntamiento de Urriés

Algunos se marcharon a la capital aragonesa, como Santiago Legazpe, de Urriés y antiguo vecino de Ruesta; y otros se fueron a vivir a pueblos cercanos. Es el caso de Leandrina Petroch, una de las últimas vecinas que abandonó el municipio y que hoy es una de las pocas personas que viven en Bagüés, el municipio con menor número de habitantes de Aragón: 12, según las cifras oficiales de población recogidas por el Instituto Aragonés de Estadística en 2018. Curiosamente, el alcalde de este municipio es José Alberto Pérez Petroch, su hijo.

Etiquetas
Comentarios