Despliega el menú
Zaragoza

ARAGÓN, PUEBLO A PUEBLO

Brea no se quita los zapatos, pero busca alternativas en otros sectores

La almazara de Aceites Victoria, la fotógrafa de niños Marimar Benedí, la empresa Autocares Río Aranda o la tienda de ropa infantil Flor de Miel son negocios que suman, y complementan la tradición del calzado.

Brea de Aragón es, junto a su vecina Illueca (apenas 3 kilómetros y una loma las separan por carretera) la capital zaragozana del calzado. También es cuna de artistas, como la veterana actriz Lola Lemos o la cantante Ariadna Redondo, que hizo un gran papel el año pasado en ‘Got Talent’ y actuó en la Azotea de las Estrellas del Museo Pablo Serrano en las pasadas Fiestas del Pilar. También es la seda de Automóviles Río Aranda, empresa que data de 1906 y que lleva Pedro José Magdalena. La esposa de Pedro, Marimar Benedí, es fotógrafa y ha emprendido su negocio en Brea.

El hermano de Pedro, Luis, lleva desde hace 10 años Aceites Victoria, una almazara familiar. "Somos 11 socios, todos primos hermanos. Esto surgió a raíz de la bajada del sector del calzado; se perdieron muchos puestos de trabajo y mi suegro, que sigue teniendo empresas en el sector, pensó que una almazara podía ser un negocio viable aquí. Las aceitunas de la comarca solían ir a tierras vecinas, sobre todo a Valdejalón. Hemos ido creciendo poco a poco; aquí se da servicio al pequeño agricultor local, que no tiene que desplazarse más lejos para depositar sus aceitunas y recoger su aceite".

La variedad estelar en la almazara es la arbequina, muy apreciada en todo Aragón y Cataluña, amén de Italia. "También trabajamos otras variedades más locales como empeltre, negral, royal… tenemos un aceite solo de arbequina y otro multivarietal, ambos virgen extra, cada uno con sus aromas. Vendemos gran parte de nuestra producción a granel en Italia y Cataluña, alrededor del 70 por ciento, y el resto sale envasado; hacemos nosotros mismos la distribución en Zaragoza, Huesca, Calatayud y Soria".

Si se mira atrás en el árbol genealógico de Luis, todos son breanos. En el escalón siguiente al suyo, también; tiene dos hijos, de 11 y 13 años. "Harán lo que quieran, pero me encantaría que tuviesen la opción de quedarse en el pueblo. De mi cuadrilla de amigos, que andaba por los 25 miembros, quedamos 10 en Brea; el que sale ya no vuelve a vivir aquí. En poco tiempo, la situación será preocupante en el tema demográfico. Me motivaba criar a mis hijos aquí, como pude hacer yo; es una vida sana y abierta para los niños, aprenden a relacionarse de otra forma. En una época de mi vida quise ciudad, pero el beneficio de poder trabajar aquí es mayor".

Luis cree que la comarca del Aranda vive una situación complicada. "Siempre ha estado muy centrada en el calzado, no es agrícola, y ahora el sector sufre. A pesar de las buenas comunicaciones actuales, estamos un poco olvidados en Zaragoza en relación a otras como Cariñena, Belchite o la propia Calatayud".

En Brea también hay turismo de compras, como en Illueca. De hecho, en el polígono hay un almacén de calzado de niño que el visitante suele combinar con una compra de aceite en la nave contigua. En Brea, a diferencia de llueca, sí hay un lugar para pernocta, el hostal Brea (también asador). Justo a la entrada desde el polígono está el restaurante de Las Piscinas, y hay tres bares, incluyendo un Sports Bar junto al Museo del Calzado y la Casa de Cultura.

Marimar Benedí cree que hay que arriesgarse. "Trabajé en el negocio familiar del mueble y los electrodomésticos, pero fue mi paso por una imprenta lo que me despertó el gusanillo creativo. Cuando nació mi hijo, me propuse hacer algo en el mundo de la fotografía. Empecé a hacérselas al niño, luego a mi sobrino, a mis amigas, a sus hijos, a amigos de amigos… llegó un momento en que pensé que había que dar un paso adelante, y me lancé. Tengo mi pequeño estudio desde hace seis años; la familia me apoyó, porque tenemos un gen emprendedor. He seguido formándome constantemente con gente como murciana Pepa Valero, Alba Soler, Neus Vendrell y grandes profesionales de Zaragoza que se dedican sobre todo a las bodas; si no te reciclas es complicado ofrecer cosas distintas. Estoy centrada en fotografía de niños y embarazadas; nacen pocos niños, este último año apenas dos aquí y otros dos en Illueca, así que he tenido que moverme, pero por suerte cuento con clientes en Zaragoza, Calatayud y alrededores. Las redes sociales han ayudado a correr la voz; también mis propios clientes, el boca a boca. Colabora mucho con otra breana emprendedora: la dueña de la tienda Flor de Miel, Elena Floria, consagrada a la ropa de bebé y niño, que vende vestidos de comunión en todo el norte de España y siempre se preocupa de recomendar el lente de su amiga Marimar.

Para la fotógrafa, la palabra a reivindicar es atreverse. "Pienso que si te dejas llevar por los tiempos de crisis, no haces nada. Yo abrí en plena crisis, tanto económica como de natalidad; me preocupa la poca motivación de la gente joven para hacer cosas. Con la falta de hospedaje que hay por aquí, una casa rural con 5 ó 6 habitaciones tiene que funcionar, desde el turismo de compras a los mecánicos de las fábricas, un transportista o los representantes de calzado".

En datos

Comarca: Aranda.

Población: 1665.

Distancia a Zaragoza, su capital de provincia: 94 km.

Los imprescindibles

Pastelería Fran

El talento y la creatividad de este obrador es bien conocido en toda la comarca: las tartas personalizadas (con fotografías, si se tercia), los buñuelos, las virutas, repostería clásica, borrachitos, rosquillas... una dulce barbaridad.

Marimar Benedí

Esta breana se ha especializado en la fotografía de embarazadas, bebés y niños. Empezó como un ‘hobbie’ y desde hace seis años se ha convertido en su principal ocupación, sin descuidar la parcela de la formación.

Lola Lemos

La actriz, nacida en Brea de Aragón en 1913 y fallecida en Madrid en 2009, destacó en el teatro, la televisión (‘Historias para no dormir’, ‘Menudo es mi padre’) y películas como ‘Llegaron dos hombres’, ‘Sor Citroën’ o ‘Extramuros’.

Etiquetas
Comentarios