Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

tarazona y el moncayo

Más de cincuenta mayores se interesan por el programa de voluntariado del Hogar Doz

El objetivo de la reunión era poder continuar ofreciendo este servicio e incluso aumentar la oferta.

FOTO 1
La reunión ha transcurrido en una sala del Hogar Doz turiasonense.
Nora Bermejo

Tras la disolución de AVIMAR, la Fundación La Caixa desea seguir con el programa de voluntariado en Tarazona. Las personas implicadas actualmente colaboran con el Hogar Doz y otras entidades, pero hay interés por ampliar los servicios que prestan, para lo que es necesario contar con más voluntarios.

Por este motivo, este martes se ha celebrado una reunión a la que han asistido más de medio centenar de jubilados. “El IASS tiene un proyecto de colaboración con la Fundación La Caixa para el programa de envejecimiento activo en varios hogares de Aragón, entre ellos el de Tarazona”, explica Pilar Pérez, directora del Hogar Doz.

Clases de informática, animación a la lectura, pintura o un taller de cuentacuentos son las actividades habituales que se ofertan, pero se quiere apostar por ampliar el listado y para ello se requiere la incorporación de nuevos voluntarios. “Se ha contratado a una monitora pero se quiere ampliar el espectro del voluntariado para trabajar con todos los colectivos: infancia, juventud, o en riesgo de exclusión social”, dice Pérez.

En la actualidad, la mayoría de las personas que son voluntarias son mujeres. Sobre todo se busca personas recién jubiladas con ganas de hacer cosas, y es que ser voluntario es una actividad que aporta beneficios a ambas partes. “Son mayores pero muy dinámicas y ocupan así su tiempo libre, colaborando en todo lo que se les pide”, asegura la directora del Hogar Doz.

Es una experiencia que recomiendan las propias protagonistas, ya que aseguran que es muy gratificante, sobre todo cuando se trabaja con niños. “Tengo mucha ilusión en participar en todas las cosas porque me produce una gran satisfacción, sobre todo con los niños, que nos llaman abuelas”, cuenta Conchita Tutor. “Les gusta que les contemos cosas que hacíamos cuando éramos jóvenes, para ver cómo vivíamos. Ellos escuchan entusiasmados y nosotras contentísimas de poder participar”, añade Conchita Latorre, también voluntaria.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión