Despliega el menú
Zaragoza

sucesos

Recuperan el cadáver del conductor que cayó al Canal Imperial en Gallur

Un amplio operativo localizó el cuerpo del joven de madrugada. Una chica de 19 años que viajaba con él en el vehículo que cayó al agua logró salvarse.

IMG-20190307-WA0097
Los bomberos de la DPZ, anoche, trabajando en el lugar de los hechos.
Diputación Provincial de Zaragoza

El joven que cayó con su vehículo este jueves por la tarde al Canal Imperial a la altura de Gallur fue localizado sin vida en la madrugada de este viernes en una zona conocida como El aliviadero de la mina, muy próxima al casco urbano de la localidad zaragozana. 

El fallecido es un vecino de Magallón de 27 años cuya identidad, de momento, no ha trascendido. Cuando se produjo el accidente, sobre las 19.00, la víctima conducía un vehículo en el que viajaba también una vecina de Gallur de 19 años. La joven consiguió salir del agua, probablemente con la ayuda de la víctima mortal, que la ayudó a alcanzar una de las escaleras de emergencia instaladas en ambas orillas del canal. Después de poner a salvo a la chica, parece que al joven se le agotaron las fuerzas y terminó hundiéndose en el agua.

El cadáver fue recuperado hacia las 2.00 por el equipo de buceadores del Ayuntamiento de Zaragoza, que se desplazaron hasta el lugar para colaborar con los bomberos de la Diputación de Zaragoza. Según precisaron fuentes municipales, la localización y rescate del fallecido se alargó durante varias horas "en unas condiciones muy complejas y de casi nula sensibilidad". Las tareas de rescate se prolongaron hasta las 3.30, de acuerdo con fuentes oficiales

Según informó la Comandancia de Zaragoza de la Guardia Civil, el suceso se registró a unos dos kilómetros del casco urbano de Gallur. Tras recibir una llamada de auxilio, la central de emergencias del 112 activó enseguida un operativo de rescate al que se sumaron los bomberos de los parques de la DPZ en Tauste y Ejea, e incluso los buceadores de los Bomberos de Zaragoza.

La Guardia Civil movilizó también rápidamente patrullas de Seguridad Ciudadana y de la Unidad de Atestados de Tráfico. Al no aparecer el conductor del vehículo se decidió activar también al Grupo de Especialistas en Actividades Subacuáticas de Huesca (GEAS).

Unos y otros, apoyados por voluntarios de Protección Civil, estuvieron peinando durante varias horas un tramo de 500 metros del Canal Imperial: desde el kilómetro 27, donde cayó el turismo, hasta una central eléctrica ubicada en un pequeño salto de agua más próximo a Novillas. Las labores de rastreo resultaron bastante complicadas, sobre todo por la falta de luz. Pero es que además, en el entorno del barranco de La Marga, donde se registró el percance, de orilla a orilla del canal hay una anchura de unos 15 metros.

Según explicaban anoche algunos vecinos, en este tramo del canal, el cauce tiene forma de uve, lo que hace que se produzcan más corrientes. Y, seguramente, eso hizo que el cuerpo del joven fuera arrastrado aguas abajo. Al camino por el que circulaba el vehículo siniestrado se le conoce como el cajero del canal. Se trata de un camino de tierra propiedad de la Confederación Hidrográfica del Ebro y por el que solo se permite circular para acceder las fincas agrícolas. Sin embargo, parece que son bastantes los vecinos que lo usan para desplazarse de pueblo a pueblo.

Etiquetas
Comentarios