Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

Más de un centenar de árboles para los alcorques vacíos del Casco

Los vecinos aplauden la medida pero piden que los nuevos ejemplares no se descuiden y que se creen más espacios verdes en las “plazas duras”.

WhatsApp Image 2019-03-06 at 18.20.52
Sucesión de alcorques vacíos en San Vicente de Paúl
.L. R.

Las calles del Casco Histórico de Zaragoza lucirán un poco más verdes gracias a los 118 árboles que el Ayuntamiento va a plantar en los próximos días. Esta reposición de ejemplares responde a las numerosas demandas vecinales y a una propuesta de los presupuestos participativos de 2018. El coste de su ejecución será de 30.150,78 euros, IVA incluido.

Según lo que recoge el anuncio de licitación, publicado a finales de febrero y cuyo plazo para presentar ofertas finalizó el pasado lunes, van a plantarse 22 unidades de arce silvestre, 2 almecinos, 5 ciclamores, 2 cipreses italianos, 2 arbustos de rosas de Siria, más de una treintena de jaboneros de la China, 2 aligustres de Japón, un aligustre variegado, 25  cinamomos, 2 moreras sin frutos y 18 ciruelos rojos.

El escrito ciudadano que se registró en los presupuestos participativos de 2018 aseguraba que “en el distrito existen numerosos alcorques vacíos porque se habilitaron y nunca se plantó un árbol o, la mayoría de las veces, porque el servicio de Parques y Jardines se vio obligado a talarlos dado su mal estado de salud y no se han repuesto”. Los impulsores de la propuesta consideraban que con el nuevo arbolado se mejoraría el medio ambiente urbano del Casco, se incrementaría el nivel de oxigenación y se ampliarían las zonas de sombra, algo de los que podrían beneficiarse tanto los residentes como turistas.

El listado de zonas del Casco en las que se van a reponer recoge más de 40 plazas y calles, entre las que se incluyen Echegaray y Caballero, el Coso, Universidad, San Vicente de Paúl, Cortesías, Don Juan de Aragón, la plaza de Ignacio J. Asso y la de San Pedro Nolasco, Espoz y Mina, Marques de Lazán, Armas, Ramón Pignatellí, Asalto y Alonso V, entre muchas otras.

Lo cierto es que la decisión del Ayuntamiento ha gustado entre las asociaciones de vecinos de la zona, aunque todavía señalan algunos aspectos que habría que mejorar en lo referente a la vegetación. A las representantes de la asociación Parque Bruil-San Agustín les parece “bien” que se repongan en los aledaños del albergue, pero creen que harían falta más ejemplares en otras zonas del barrio. “Los cortan y no los reponen”, lamentan. Además, consideran que los árboles de esta zona necesitan una poda, ya que hay vecinos que incluso pueden tocar las copas desde sus casas. “A algunos se les meten por las ventanas”, comentan.

Para Eddy Castro, presidente de la Asociación de Vecinos Lanuza Casco Viejo, era “evidente” que esta reposición hacía falta, aunque reclama que se creen más espacios verdes en El Gancho. “Nosotros hemos pedido que en las plazas duras, como la de San Pablo, se planten algunos árboles, aunque sabemos que en este caso es complicado al estar la iglesia de San Pablo catalogada como Patrimonio de la Humanidad”, señala.

“Tenemos un arbolado que deja mucho que desear”, considera María Luisa Verde, presidenta de la Asociación de Vecinos Zaragoza Antigua. Ve con buenos ojos la plantación, pero cree que “llega tarde” y que el consistorio “tiene que ponerse las pilas” en esta materia. Además, advierte de que la cuestión no solo es plantarlos, sino mantenerlos en el tiempo. “Cuando están recién puestos necesitan más riego y más mimo. Tiene que haber un cuidado posterior, no olvidarse de ellos”, explica.

Hace tan solo un par de semanas, el grupo municipal del PP denunció públicamente la presencia de más de 9.000 alcorques vacíos en la capital aragonesa. El portavoz popular, Jorge Azcón, puso como ejemplo la calle Vicente Berdusán, en las Delicias, donde contabilizó 46 huecos sin su correspondiente árbol. Azcón también señaló que es necesario un plan de poda para evitar las complicaciones que surgen en la ciudad cuando hay viento.

Etiquetas
Comentarios