Despliega el menú
Zaragoza

logroño

Dos detenidos, uno de ellos domiciliado en Zaragoza, al suplantar la identidad en el examen de conducir

El maliense residente en la capital aragonesa es un experto en el campo de la suplantación y se presentó al examen haciéndose pasar por otra persona.

Vehículo de la Guardia Civil.
Los hombres han sido detenidos por la Guardia Civil de La Rioja.
Javier Broto

La Guardia Civil en La Rioja ha detenido en Logroño a dos hombres, de 26 y 36 años, naturales de Malí y domiciliados en Zaragoza y Huelva, como presuntos autores de participar en la suplantación de identidad en el examen del permiso de conducir.

En una nota, la Guardia Civil ha detallado este miércoles que el primero de los detenidos está considerado presunto autor de un delito de falsedad documental y el segundo, como colaborador necesario e inductor de la misma tipología delictiva.

La investigación se inició en el aula de exámenes de la Jefatura Provincial de Tráfico en Logroño, durante las inspecciones que realizan los funcionarios a toda la documentación que presentan los opositores para la obtención de los diversos permisos de conducción.

Una vez finalizada la prueba, agentes del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) de la Guardia Civil verificaron la identidad de uno de los opositores al observar la no coincidencia de sus rasgos faciales con los de fotografía del número de identidad de extranjero (NIE) que había presentado para acceder al examen.

La Guardia Civil determinó que el identificado era un experto en el campo de la suplantación, con un amplio historial delictivo por hechos similares que había llevado a cabo en las Jefaturas de Tráfico de Huesca, Jaén y Teruel.

En esta ocasión, ha relatado, intentó suplantar la identidad de un compatriota residente en Huelva, que carecía del nivel de conocimientos requerido para pasar el examen teórico del permiso de conducir.

Ha añadido que, con esta actuación, se ha impedido que el suplantado obtenga de manera fraudulenta el permiso de conducción español al carecer de todos los conocimientos relacionados con la seguridad vial, normas de circulación y señales, por ejemplo, lo que hubiera supuesto un problema de inseguridad para el resto de ciudadanos que circulan por las carreteras del país.

Según el Código Penal, el suplantador y el suplantado se enfrentan a penas de entre seis meses y tres años de prisión y a una multa de seis a doce meses.

Etiquetas
Comentarios