Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Habitaciones por 150 € al mes para jóvenes en viviendas municipales

La iniciativa está dirigida a menores de 30 años para fomentar su emancipación.

ARAGON PISOS MUNICIPALES EN ALQUILER POR HABITACIONES EN LA AVENIDADE LA ACADEMIA GENERAL MILITAR / 02-03-2019 / FOTO: ARANZAZU NAVARRO [[[FOTOGRAFOS]]]
Pisos municipales en alquiler por habitaciones en la avenida de la Academia General Militar 
ARANZAZU NAVARRO

El Ayuntamiento de Zaragoza comenzará a ofrecer en los próximos meses viviendas municipales para que vecinos menores de 30 años puedan compartir piso a precios más económicos de lo que marca el actual mercado inmobiliario. La iniciativa busca impulsar la emancipación de los jóvenes empadronados en la ciudad, a los que se les brindará la oportunidad de alquilar una habitación por 150 euros durante un plazo de 12 meses, que se podrá prorrogar hasta los 36.

Para ello, el equipo de gobierno de ZEC va a firmar un convenio de colaboración entre el servicio de Juventud, que se encargará del desarrollo, gestión y control del proyecto, y la sociedad municipal Zaragoza Vivienda, que aportará los inmuebles públicos adecentados y su mantenimiento. De momento, la iniciativa se estrenará en las próximas semanas con diez pisos ubicados en la avenida de la Academia General Militar, en el barrio de Parque Goya. Cuentan con tres habitaciones cada uno, por lo que podrán alojar a 30 jóvenes.

Las viviendas estarán completamente amuebladas, y con los enseres necesarios para entrar a vivir, incluida la conexión a internet. Las habitaciones tendrán un precio de entre 140 y 160 euros al mes (en función de su tamaño), un coste inferior a lo que se puede encontrar en la ciudad en el mercado de alquiler. Además, el Consistorio prevé ampliar el número de pisos disponibles conforme los vaya acondicionando. Según detalla el borrador del convenio, el objetivo es "dar respuesta al retraso en la tasa de emancipación de los jóvenes facilitando su acceso a la vivienda de forma temporal como primer paso" para vivir de manera independiente.

El programa está dirigido a jóvenes que "puedan pagar el alojamiento pero dispongan de ingresos limitados", según detallan fuentes municipales. Pero no será únicamente un intercambio comercial en condiciones ventajosas. Como explica Arantza Gracia, concejal de Educación e Inclusión, durante su estancia los inquilinos "recibirán apoyo por parte del servicio de Juventud para facilitar su proceso de autonomía en aspectos relacionados con la formación, el empleo y la búsqueda de alojamiento futuro".

"Como contraprestación –continúa la edil–, les pedimos su participación en actividades comunitarias del barrio en el que se encuentran las viviendas". El convenio se firmará en los próximos días y será entonces cuando los interesados podrán presentar sus solicitudes. La información será publicada en la web del área (www.zaragoza.es/juventud).

No será la primera iniciativa de este tipo en la que el Ayuntamiento de Zaragoza u otra administración trata de intervenir en el mercado inmobiliario, que vive una escalada continua de precios en el alquiler ante las dificultades para acceder a una vivienda en propiedad. Por ejemplo, el programa de alojamiento para jóvenes ‘universitari@s solidari@s’ ofrece en la actualidad 24 habitaciones en ocho pisos del Actur a estudiantes de la Universidad de Zaragoza que estén dispuestos a colaborar en proyectos comunitarios y de apoyo a colectivos vulnerables de la ciudad. Una iniciativa similar está en marcha en el Casco Histórico, donde la sociedad Zaragoza Vivienda pone a disposición diez pisos (17 plazas) para que sean alquilados enteros o por habitaciones por estudiantes o profesores universitarios.

El precio de alquilar una vivienda en la capital aragonesa no ha dejado de crecer en los últimos años, y los diferentes estudios del sector apuntan a un coste medio cercano a los 700 euros mensuales. La precariedad laboral pone cada vez más difícil acceder a una hipoteca para comprar un piso, lo que incluso ha modificado el perfil de los ciudadanos que tienen que pagar un arriendo, un modelo que ya no es exclusivo de jóvenes estudiantes. Las inmobiliarias revelan que el piso más demandado es uno equipado, de al menos dos habitaciones, en barrios como Universidad, Romareda o Actur, pero su precio supera con creces los 550 euros al mes.

Etiquetas
Comentarios