Zaragoza

Una ruta descubre que Zaragoza aportó, y mucho, al estudio de las matemáticas

Los estudiantes podrán conocer la historia del geómetra más relevante de la Edad Media o de la primera mujer que escribió un texto científico gracias a una iniciativa del IES Parque Goya.

Expertos vinculan la belleza de la Aljafería y la Alhambra con las matemáticas
EUROPA PRESS

Zaragoza ha sido testigo de algunos de los hitos matemáticos más importantes, pero apenas se conoce su historia. Aquí vivió el que probablemente fue el geómetra más relevante de la Edad Media, el rey Al-mutamán, o la primera mujer que escribió un texto científico en España, Andresa Casamayor, referentes históricos que ahora se recuperan en una ruta pensada para escolares.

Un recorrido con siete estaciones, cada una situada en un lugar concreto de la ciudad vinculado a la historia de las matemáticas. Paradas que sirven de punto de partida para hablar de teoremas, algoritmos, cálculos árabes, medidas, mujer y ciencia, libros antiguos…

Conceptos matemáticos que los alumnos aprenden en el aula, pero que situados en su contexto adquieren un significado para ellos.

Contar la historia que está detrás de ese conocimiento matemático es el objetivo de esta iniciativa, impulsada por un profesor del IES Parque Goya, Christian Martín Rubio, y que expondrá en las III Jornadas de Educación Matemática en Aragón que se celebran este viernes y sábado en Zaragoza.

Martín Rubio explica a Efe que en las aulas se pone mucho esfuerzo en demostrar que las matemáticas están presentes en la realidad, pero no se hace tanto hincapié en una cuestión para él fundamental, "que también son humanas”.

“Cuando explicas la ecuación de segundo grado o cómo se suman las fracciones parece que eso lo ha descubierto un dios o alguien dotado de un halo científico, y eso produce cierto rechazo”, ahonda.

Por eso, considera que una manera de acercar esta ciencia a los alumnos es demostrarles que las han hecho personas corrientes como ellos.

Para ello, salen del aula y recorren la ciudad. Caminan hasta llegar a la primera parada: el palacio de la Aljafería. Allí, en la Zaragoza del siglo XI, vivió y reinó Al-Mutamán, conocido como el “más importante geómetra de Al-Andalus y, posiblemente, del Occidente europeo en el periodo medieval”, según escritos de la época. Tras conocer su historia, los alumnos hacen actividades en el mismo lugar sobre las operaciones árabes o el teorema de este matemático.

La ruta sigue ahora hacia la calle de Doctor Palomar con el propósito de conocer a la primera mujer que escribió un texto científico en España en 1738, Andresa Casamayor. Ella fue la autora, aunque tuvo que publicarlo con un nombre masculino, un anagrama del suyo propio: Casandro Mamés de la Marca y Araoia.

‘Tyricinio arithmético. Instrucción de las cuatro reglas llanas’ fue un manual de gran importancia pedagógica, ya que explica de forma asequible y para las clases populares las operaciones básicas aplicadas a la vida cotidiana: los pesos, las medidas o las monedas utilizadas en la Corona de Aragón con sus valores y equivalencias, en comparación con las usadas en el Reino de Castilla

Fue reconocida en los círculos científicos de la época; abrió nuevas vías de investigación y fue maestra cuando apenas existían. Vivió sola y falleció sin descendencia, y, a su muerte en 1780, fue enterrada en el cementerio de la iglesia de El Pilar. Su nombre ha sido propuesto por el departamento de matemáticas del IES Parque Goya para nombrar a este centro educativo.

Éstas son sólo dos paradas de la ruta matemático-histórica, pero hay más que llevan hasta la plaza de la Magdalena, el arco del Deán o al Coso, donde se imprimió el primer libro de matemáticas en castellano en España en 1486 por los Hermanos Huris, editores alemanes afincados en Zaragoza.

Esta iniciativa, que se completa con actividades didácticas, se ha realizado hasta ahora con alumnos de Secundaria del IES Parque Goya, pero la intención es extenderla también a otros centros educativos. De hecho, existe un grupo de trabajo donde profesores de diferentes colegios, tanto públicos como concertados, han contribuido a darle forma. “La idea es lanzarlo en las Jornadas de Educación Matemática”, indica.

Organizado por la Sociedad Aragonesa de Profesores de Matemáticas (SAPM), este encuentro reúne en la Facultad de Educación de la Universidad de Zaragoza a 280 docentes con la finalidad de compartir experiencias llevadas a cabo en todos los niveles educativos y mejorar la enseñanza de esta ciencia.

El presidente de SAPM, Daniel Sierra, reflexiona sobre el aprendizaje de esta ciencia y sostiene que todos los alumnos pueden aprender matemáticas, aunque indica que el planteamiento del actual currículo no ayuda. “Cuando un alumno sabe dividir polinomios, pero no sabe calcular un porcentaje, tenemos un problema. En el currículo hay mucha carga de conceptos abstractos y faltan los aplicados a la realidad”, subraya.

Por ello, propone un bloque básico para todos los alumnos y uno más especializado para aquellos que quieran profundizar más. “Ese planteamiento no está. Es más, en el último currículo de la Lomce se ha dado un paso atrás con mucho contenido y poco tiempo para abordarlo”, concluye.

Etiquetas
Comentarios