Zaragoza

El joven que hizo un corte en el ojo a otro en la Casa del Loco sale de prisión a los 5 días

Tras visionar una grabación del interior del bar, la jueza dice que fue la víctima quien abordó al investigado de forma "sorpresiva y violenta". En cualquier caso, mantiene los cargos y le impone una fianza de 5.000 euros.

La madrugada del 3 de febrero se produjeron dos graves agresiones en el bar La Casa del Loco de Zaragoza.
Oliver Duch

Cinco días ha pasado en prisión Aaron B. F., el joven de 23 años al que la Policía Nacional detuvo la semana pasada como presunto autor de la grave agresión sufrida en el bar La Casa del Loco por otro cliente de la misma edad, al que hubo que operar por un corte profundo en el ojo derecho. Según ha podido saber HERALDO, la jueza que instruye el caso, Soledad Alejandre, decidió dejarlo ayer libre previo pago de una fianza de 5.000 euros al visionar una grabación del interior del establecimiento en la que queda patente que fue la víctima quien inicio el incidente.

Para la magistrada, aunque "permanecen inalterados los indicios de criminalidad que existen contra el investigado", las imágenes reflejan una realidad distinta a la descrita por los testigos y obligan a reconsiderar la decisión adoptada el pasado 15 de febrero, cuando ella misma ordenó el ingreso en prisión del encausado. La defensa, a cargo del letrado Rafael Ariza, aplaude la decisión y, aunque lamenta lo ocurrido, insiste en la falta de intención de lesionar de su cliente.

Lo empujó varios metros

Según explica la juez, el deuvedé refleja claramente que la agresión que se achaca al investigado "no fue repentina y sorpresiva, sino que se desarrolló en el transcurso de un forcejeo iniciado precisamente por la persona que posteriormente resultó lesionada". Precisa, además, que esta tenía "mucha más envergadura" que el encausado y que "empujó a este durante unos metros".

La Policía arrestó a Aarón B. F. como presunto autor de un delito de lesiones graves con pérdida de un órgano o miembro principal, puesto que el herido podría perder la visión del ojo derecho. Los investigadores explicaban en su atestado que el investigado agredió a Jesús A. Z. con el vaso de cristal que portaba en la mano. Pero, a este respecto y tras visionar la grabación, la instructora quiere destacar que el detenido ya portaba en la mano dicho vaso cuando fue abordado "sorpresivamente y con violencia" por quien resultó finalmente lesionado de mayor gravedad.

Los hechos que se investigan se produjeron durante la madrugada del pasado 3 de febrero en el interior del popular establecimiento de la calle Mayor de Zaragoza. Se da la circustancia de que apenas 50 minutos antes, otro joven resultó apuñalado en el pulmón izquierdo a las puertas del bar. La víctima salvó la vida gracias al parche oclusivo que le puso un policía local. Los tres implicados en el ataque fueron detenidos días más tarde por la Policía Nacional. El juez envió a prisión al presunto autor material del apuñalamiento.

Etiquetas
Comentarios