Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La familia de Chahrazed será realojada en una vivienda pública tras ser aplazado su desahucio

Según Híjar, se trata de un "desahucio invisible", que se da cuando las personas tienen que abandonar sus casas al finalizar los contratos debido al aumento de las rentas de alquiler.

Pablo Híjar, concejal de Deporte del Ayuntamiento de Zaragoza.
Pablo Híjar afirma que la calidad del césped del C.D.Ebro está siendo examinada
Daniel Marcos

La familia de Chahrazed, compuesta por dos adultos y tres menores, será realojada en una vivienda del parque público del Ayuntamiento de Zaragoza, tras ser aplazado el desahucio que iba a producirse el pasado 5 de febrero. Con anterioridad al aplazamiento, la Oficina Municipal de Vivienda remitió escrito de Zaragoza Vivienda al juzgado dando conocimiento de la próxima adjudicación de vivienda a la familia.

Según ha explicado el concejal de Vivienda, Pablo Híjar, la adjudicación de un inmueble municipal a esta familia se ha realizado al amparo de la Ley 10/2016, sobre medidas de emergencia en relación con las prestaciones económicas del Sistema Público de Servicios Sociales y con el acceso a la vivienda en la Comunidad Autónoma de Aragón.

La concejalía de Vivienda tuvo conocimiento de este caso a través de una reunión con el recientemente creado Sindicato de Inquilinas e Inquilinos. Para Híjar, el caso de la familia de Chahrazed es "un claro ejemplo de la última vuelta de tuerca de la crisis en materia de vivienda", ya que se trata de un "desahucio invisible". "Esta nueva realidad creciente se da cuando las personas tienen que abandonar sus casas al finalizar los contratos debido al aumento de las rentas de alquiler, y además se produce la imposibilidad de acceder a un nuevo arrendamiento".

El Consistorio asevera en una nota de prensa que "el proceso especulativo desatado en el alquiler, unido a la precariedad de los ingresos de una parte importante de la población de la ciudad, convierte en un imposible para muchas familias la posibilidad de encontrar viviendas de alquiler cuando finalizan los contratos. Así, algunas finalizaciones terminan convertidas en desahucios sin alternativa habitacional". En opinión del concejal, "desgraciadamente la actual Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) favorece está dinámica".

El Ayuntamiento de la capital aragonesa, a través de Zaragoza Vivienda, cuenta con la Oficina Municipal de Vivienda que atiende casos de desahucios por impago de alquiler y deuda hipotecaria. Solo durante el pasado enero, la Unidad de Información y Atención al Ciudadano y Oficina Municipal de Vivienda ha atendido 63 consultas en mediación de alquileres. Este programa acumula desde su creación en 2015 un total de 679 mediaciones ya finalizadas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión