Despliega el menú
Zaragoza

Los barrios preparan ya una Cincomarzada con el rechazo al ICA como principal argumento

Decenas de colectivos rellenan la solicitud para participar en la fiesta del Tío Jorge que este año cumple 40 años.

Una imagen del 5 de marzo del año pasado, cuando el agua obligó a suspender la fiesta.
Una imagen del 5 de marzo del año pasado, cuando el agua obligó a suspender la fiesta.
G. Mestre

El calendario de celebraciones zaragozanas suma y sigue: cuando apenas acaban de pasar San Valero, los barrios ya están preparando la próxima Cincomarzada. Anoche se celebró una reunión en la sede de la Federación de Barrios (FABZ), en la que se comenzaron a reunir las solicitudes para participar en la fiesta que, de nuevo, tendrá como escenario el parque del Tío Jorge. El año pasado hubo que suspender la cita dos veces (el 5 de marzo por el alto nivel del río y el 27 de mayo por la lluvia) por lo que el centenar de colectivos que acostumbran a tomar partido en la Cincomarzada están con ganas. Eso sí, las administraciones no se lo ponen fácil y, al igual que ha sucedido con las cabalgatas de los barrios o las hogueras de San Antón, ayer hubo que dar decenas de instrucciones sobre cómo cumplimentar los seguros exigidos y cómo acceder a los permisos para hacer uso de generadores de gasoil o montar instalaciones eléctricas.

En cualquier caso, la FABZ quiere reivindicar la fiesta porque, no en vano, este año se cumplirá el 40 aniversario desde que en 1979 se recuperara la tradicional merienda campestre que en el siglo XIX acostumbraba a hacer en la arboleda de Macanaz, a orillas del Gállego o en Balsas de Ebro Viejo. La celebración es un ‘rara avis’ entre las fechas señaladas pues es "una fiesta del pueblo, la única oficial y laica en el calendario de la ciudad", explica Juan Manuel Arnal, presidente de la FABZ. Entre las pancartas que se podrán ver en la fiesta habrá referencias a los seis títulos que ostenta la capital: muy noble, muy leal, muy heróica, siempre heróica, muy benéfica e inmortal.

Ayer se pusieron sobre la mesa algunos de los detalles de organización y comenzó a trabajarse también el lema común y las reivindicaciones generales de los barrios. Este año se volverá a poner el acento en el rechazo vecinal al impuesto de contaminación de aguas, el ICA, que lejos de asentarse sigue acumulando devoluciones: van 106.200 impagos del recibo de 2017. A la Cincomarzada también acuden sindicatos, entidades sociales y colectivos ecologistas, que piden "una gestión pública y eficiente" del agua y advierten de que tienen intención de convertir la reforma del ICA en uno de los ejes de la próxima campaña electoral.

La lucha feminista

Otro de los ‘leitmotiv’ del próximo 5 de marzo será la reivindicación feminista, habida cuenta de que tan solo tres días después es el Día de la Mujer, para el que también se están preparando movilizaciones e, incluso, hay ya llamamientos a la huelga. La FABZ participa activamente en la defensa de la mujer (basta ver sus convocatorias contra la violencia machista todos los meses) y ya el año pasado uno de sus lemas para la Cincomarzada fue ‘Si paramos nosotras, los barrios se paran’.

Al margen de estas demandas, cada barrio aportará su reivindicación propia entre las que figurarán –entre muchas otras– la limpieza y recuperación del Canal a la altura de San José, la defensa del pequeño comercio o la necesidad de que Montecanal cuente con un centro de mayores. Los distritos de la margen izquierda harán frente común para exigir más centros de salud –actualmente saturados– y volverán a exigir que se mejore la atención en las instalaciones de La Jota y se agilice la construcción del nuevo centro en la calle de Mas de las Matas.

No solo los barrios han comenzado a preparar la Cincomarzada, sino que ayer mismo el Ayuntamiento publicó un contrato (de 4.600 euros) para la instalación de 80 baños químicos en el parque, que deberían estar montados ya el día 3. No en vano, se calcula que serán más de 70.000 personas las que acudirán al parque del Tío Jorge, que –aunque ha recibido inversiones en los últimos meses– sigue pendiente de su plan director.

Algunas claves

La cercanía electoral. Con las elecciones municipales y autonómicas el próximo 26 de mayo, es seguro que aflorarán las casetas de los distintos partidos en el parque del Tío Jorge. Los candidatos podrán pulsar la opinión de los vecinos, escuchar sus reivindicaciones y... prometer soluciones.

Las peñas. Esta será la primera Cincomarzada tras la escisión de las peñas. Los peñistas acostumbran a participar, pero muchos lo hacen a título individual.

Los permisos. Son muchas "las restricciones" de la DGA (vía decreto de espectáculos) y del Ayuntamiento (por la seguridad alimentaria) para que los colectivos puedan instalarse en el parque. Los hornillos, las bombonas de butano o los generadores eléctricos de gasoil se someten ahora a una normativa mucho más estricta.

Etiquetas
Comentarios