Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Zaragoza

Los vecinos de Parque Goya alertan de varios pozos sin sellar cerca del barrio

Los sifones, situados junto a la antigua carretera que iba hasta Juslibol, se utilizaban para transportar el agua de las acequias de un lado a otro de la vía. Los residentes piden que se tapen cuanto antes para evitar accidentes.

Pozo en Parque GoyaL. R.

Desde la trágica muerde de Julen, el pequeño de dos años que cayó en un pozo en Totalán, Málaga, las perforaciones están en el punto de mira. En esta ocasión, han sido los vecinos de Parque Goya los que han alertado de la presencia de varios pozos al descubierto en las inmediaciones del barrio, concretamente en la antigua carretera de Juslibol. Esta vía está cerrada al tráfico desde que se construyó la autovía de Huesca, pero a diario pasean por ella muchos vecinos, motivo por el que los residentes piden que los pozos se tapen cuanto antes.

El origen de estos pozos, que en realidad son sifones que permitían llevar el agua de una acequia de un lado a otro de la carretera, se remonta a cuando el barrio todavía no estaba urbanizado. “Antes de que fuera Parque Goya, aquí había huertos. Cuando se comenzó a urbanizar, las acequias que había se soterraron”, explica Jesús Trasobares, presidente de la Asociación de Vecinos Parque Goya. No obstante, en el descampado que separa el campus Río Ebro del barrio de Parque Goya, quedaron estos vasos comunicantes de entre tres y cuatro metros de profundidad y que ahora están vacíos.

La carretera junto a la que se encuentran los orificios, en torno a media docena, según Trasobares, no es una zona de tránsito habitual, pero “hay muchos vecinos, especialmente de Parque Goya 2, que la utilizan para pasear”. Fue precisamente uno de ellos quien avisó a la asociación al ver los pozos mientras paseaba con su perro. Las redes sociales también se han convertido en un altavoz para denunciar la situación, ya que los vecinos utilizaron un grupo de Facebook dedicado al barrio para advertir de ella. La publicación, en la que se muestran varias imágenes de los sifones, ha sido compartida más de un millar de veces. “Con la llegada del buen tiempo, cada vez más gente va a pasear por ahí. Además, es una zona sin iluminar, por lo que el peligro se multiplica”, apunta el presidente del colectivo vecinal, que asegura que, sobre el terreno, se aprecia que “en algún momento los pozos han tenido tapa, pero ya no está”.

Además, llegar hasta ellos es relativamente fácil. Basta con dirigirse a la calle de La Fragua para coger alguno de los caminos improvisados que desembocan en la carretera. Por ello, tanto los vecinos como la asociación reclaman que las bocas de estos vasos comunicantes se cubran lo antes posible, aunque para ello deberá determinarse a qué organismo corresponde esta tarea. “No sabemos a quién pertenecen con exactitud, aunque sabemos que son terrenos cedidos por la DGA a la Universidad de Zaragoza”, comenta Trasobares. No obstante, fuentes de la Universidad de Zaragoza han asegurado que “todos los pozos que se utilizan o se han utilizado para climatización o riegos en los edificios de la Universidad de Zaragoza, se encuentran sellados y cerrados”. El Gobierno de Aragón, por su parte, ha añadido que los terrenos no pertenecen al Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda.

En los últimos días, las quejas que ha recibido la asociación sobre los pozos han ido en aumento, y advierten de que, si no se da un “arreglo inmediato”, presentarán una instancia ante Urbanismo para que sea el Ayuntamiento de Zaragoza el que se dirija al propietario del terreno. Por el momento, el colectivo asegura que ninguna administración se ha puesto en contacto con ellos para tratar el asunto.

Sellado de pozos en Movera y Santa Isabel

Dónde sí que se ha llevado a cabo el sellado de varios pozos en las últimas horas por parte de la Unidad Verde del Ayuntamiento ha sido en el entorno de los barrios de Movera y Santa Isabel. Hasta ahí se han desplazado varios agentes y maquinaria pesada para cubrir las perforaciones.

Según estimaciones de Greenpeace, en España hay actualmente más de un millón de pozos ilegales abiertos. En los últimos cuatro años, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha detectado en la cuenca de este río más de medio centenar de pozos no autorizados.

 





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo