Despliega el menú
Zaragoza

¡Feliz Año Nuevo chino!

El tradicional dragón rojo oriental se ha paseado este domingo por la calle zaragozana de Alfonso I. Además, alrededor de 200 personas han disfrutado de un espectáculo para dar la bienvenida al nuevo año chino.

Un dragón gigante ha recorrido las calles de Zaragoza este domingo
Un dragón gigante ha recorrido las calles de Zaragoza este domingo

Aunque este 2019 es el Año del Cerdo en el calendario chino, ellos han optado por el dragón para darle la bienvenida al nuevo año este domingo en Zaragoza y lo han hecho a lo grande aunque todavía queden unos días para el comienzo oficial, el 4 de febrero. Un gigante dragón rojo se ha paseado por la céntrica calle zaragozana de Alfonso I acompañado de tambores, fuego y petardos que han despertado la curiosidad de mayores y de algunos pequeños (a otros tanto estruendo les ha ocasionado algún que otro llanto).

Esta es la primera vez que la capital aragonesa acoge esta fiesta de la mano del Instituto Confuncio de la Universidad de Zaragoza y el Ayuntamiento de Zaragoza. ¿El objetivo? Simbolizar la hermandad entre dos culturas bien distintas entre sí, pero cada vez más próximas. Y vaya si lo han conseguido.

Zaragoza celebra por primera vez el Año Nuevo Chino

Alrededor de 200 personas han acompañado al mítico dragón hasta la plaza del Pilar, donde ha continuado el espéctaculo. Al Año Nuevo chino también se le denomina como Fiesta de la Primavera y aunque el tiempo que ha hecho este domingo en la capital aragonesa no tenía nada de primaveral, esto no ha impedido que seis jóvenes, con sus mejores galas y sus sombrillas de papel, salieran al escenario habilitado en la plaza dispuestas a deleitar al público con un baile tradicional oriental. La belleza de los movimientos ha encandilado a todos, pero los: "¡Qué frío deben estar pasando!" no han faltado entre los asistentes, y es que las bailarinas iban de manga corta.

El Baile del Dragón es símbolo de lo hospicioso y la felicidad y por ello se ha repetido otra vez encima del escenario. Además, bien es sabido que muchas artes marciales son originarias del gigante asiático por lo que una demostración de taichi no ha estado de más en la fiesta. Y así, entre la melodía del Fénix y la Flor de Hada y el humo rojo tiñendo el cielo, zaragozanos y chinos han gritado al unísono: ¡Feliz Año Nuevo Chino!, junto a una Basílica más oriental que nunca.

Etiquetas
Comentarios