Despliega el menú
Zaragoza

El hotel Meliá reabrirá sus puertas en julio y entregará las 68 viviendas a final de año

El negocio pierde habitaciones a cambio de pisos de lujo, con la mitad ya vendidos.

El histórico hotel conservará la fachada con cerámicas de Muel.
El hotel Meliá reabrirá sus puertas en julio y entregará las 68 viviendas a final de año
José Miguel Marco

El hotel Meliá de Zaragoza reabrirá sus puertas el próximo mes de julio. Esa es, al menos, la estimación que manejan los responsables del proyecto de reforma por el que el histórico establecimiento reducirá su número de habitaciones de 247 a 102 a cambio de reconvertir siete plantas en 68 viviendas de lujo. El negocio cerró temporalmente hace poco más de un año, que era el plazo inicial previsto para ejecutar los trabajos, pero la aparición de algunas deficiencias en el edificio han retrasado la entrega de la obra unos seis meses. Por su parte, se espera dar las llaves de los pisos a finales de este 2019.

Los apartamentos, la principal novedad del proyecto, "se comenzaron a comercializar en junio y ya se han vendido la mitad de ellos", apuntan desde la empresa hotelera. Serán de calidad media-alta, con una superficie a partir de 69 metros cuadrados. Se ubicarán diez en cada planta, entre la cuarta y la novena, y ocho viviendas en la décima, donde se encuentra un lujoso piso de 214 m2, el único que alcanzará ese tamaño. "Han tenido muy buena acogida", señalan las mismas fuentes, que esperan acelerar todavía más las ventas con la inauguración del piso piloto en las "próximas semanas".

Por su parte, el hotel mantendrá 35 habitaciones de entre 21 y 39 metros cuadrados en cada una de las tres primeras plantas. En la azotea se establecerán otros servicios del establecimiento, como piscina, terraza, bar y vestuarios. Además, se actuará en las tres plantas del sótano, que contará con un aparcamiento de 130 plazas (35 de ellas para el hotel ) y 68 trasteros para las viviendas.

"El establecimiento contará también con un nuevo concepto de lobby abierto y multifuncional, con diferentes decorados y ambientes a lo largo del día", explican desde la cadena, donde destacan, a su vez, la apertura de "un bar con terraza de 760 metros cuadrados en la azotea para disfrutar de cócteles y música en vivo con vistas sobre la ciudad, además de una piscina 'infinity'".

Según el proyecto de reforma diseñado por la compañía Ingennus, el acceso del personal del hotel y la descarga de mercancías se hará por la planta semisótano, que también albergará oficinas comerciales, de administración y de la dirección del Meliá. Finalmente, en la planta calle se fijará tanto la puerta principal del hotel como los dos portales de las viviendas: uno en la avenida de César Augusto y otro en la calle de Ramón y Cajal. Además, se reservará espacio para un local comercial y un restaurante.

La reforma del inmueble, inicialmente valorada en 14 millones de euros, incluye a su vez un refuerzo de su estructura, que no mostraba graves daños pese al terrible incendio que sufrió el antiguo hotel Corona en 1979, pero sí requería de algunas intervenciones.

Cambio de usos

Con la apertura del hotel este verano y la entrega de las primeras viviendas se hará realidad un proyecto que fue presentado al Ayuntamiento de Zaragoza en 2014. Entonces, la propiedad del Meliá solicitó una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que si bien ya preveía el cambio de usos en negocios del Casco Histórico, establecía que la redistribución se debía hacer de forma vertical, por bloques, y no horizontal, por plantas, como pedían desde el hotel .

Según el expediente presentado en aquel momento, la reducción de camas a cambio de viviendas "haría viable" el hotel y "aumentaría su ocupación media", tras los años de exceso de plazas -o de falta de clientes- en la ciudad que trajo la resaca de la Expo. Por ello, Urbanismo dio luz verde a la reforma, siempre que ambos usos, el hotelero y el residencial, cuenten con entradas independientes desde la calle, como así se recogió en el proyecto.

Tras los trámites administrativos correspondientes y los habituales retrasos en propuestas de esta envergadura, la obra se comenzó a ejecutar en 2018 y culminará este año.

Etiquetas
Comentarios