Despliega el menú
Zaragoza

ZEC hace un balance "positivo" del primer año de los 10 sintecho alojados en pisos

El programa Housing First mejora la calidad de vida de sus usuarios y dos ya "vislumbran" una salida a la exclusión.

Persona sin hogar en Zaragoza junto a un voluntario de Cruz Roja.
Persona sin hogar en Zaragoza junto a un voluntario de Cruz Roja.
Cruz Roja

Las diez personas sin hogar que estrenaron el programa piloto Housing First en Zaragoza se mantienen en las viviendas que les fueron concedidas y han mejorado notablemente su calidad de vida, lo que les está permitiendo reconducir su situación. Tanto que incluso dos de ellos ya "vislumbran" una salida de estos pisos para valerse por sí mismos.

Así lo explicó ayer la concejal de Derechos Sociales, Luisa Broto, junto con los responsables de esta iniciativa, que se estrenó en 2016 en la capital aragonesa, pero que en todo el país ya ofrece un techo a 300 personas que sufrían un grado de exclusión extremo. Para la edil, el mero hecho de que los diez sigan en el sistema ya es un balance "positivo".

Vanesa Cenjor, encargada de la fundación RAIS de evaluar este último año del programa, detalló que la nota de satisfacción de vida de los usuarios ha pasado del 3,9 al 5,4. Además, solo dos de los diez mantienen su percepción de víctima y ninguno se siente discriminado. "La vivienda es un punto de anclaje clave para recuperar la confianza e iniciar un proceso de cambio", dijo.

La edad media de los usuarios es de 52 años. De los diez beneficiarios, ocho son hombres y siete son españoles. Todos ellos llegaron con algún tipo de adicción y con problemas de exclusión social. Roberto Bernad, director del programa Hábitat, advirtió de que en Zaragoza hay más de 2.200 usuarios de recursos de alojamiento de urgencia como el Albergue, mientras que 126 duermen en la calle.

Etiquetas
Comentarios