Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Acusan a un peluquero zaragozano de usar su negocio para vender anfetaminas

La Fiscalía exige una condena de ocho años de cárcel por tráfico de drogas y el sospechoso niega los hechos.

El juicio se celebró en la Audiencia Provincial de Zaragoza.
El juicio se celebró en la Audiencia Provincial de Zaragoza.
Guillermo Mestre

La Audiencia Provincial de Zaragoza juzgó este martes a un vecino de la capital aragonesa al que la Fiscalía considera responsable de un delito de tráfico de drogas por vender ‘speed’ y pastillas de éxtasis. El ministerio público exigió una condena de ocho años de cárcel, porque durante el registro de una vivienda que la Policía Nacional relaciona con el acusado encontraron alrededor de un kilo y medio de la citada sustancia estupefaciente, así como 23.910 euros en efectivo, supuestamente procedentes de trapicheos.

El acusado, Óscar C. L., negó que fuera traficante, aunque ante la Sección Sexta dijo que en 2017, el año en el que sucedieron los hechos que se le imputan, era consumidor habitual. "Podía ingerir unos cinco gramos diarios", dijo.

La Policía Nacional empezó a seguirle porque sospechaba de que traficaba con ‘speed’ desde la peluquería que regentaba en Zaragoza. Según declaró este martes un agente que participó en las vigilancias, observaron que el negocio tenía pocos clientes, aunque al local entraba y salía mucha gente que estaba dentro "solo unos dos o tres minutos", según precisó el funcionario.

Dadas las sospechas que tenían los investigadores, extendieron los seguimientos a la vivienda de los padres del acusado y a una peña que solía frecuentar, ambas situadas en Remolinos. Fue en esta localidad donde localizaron el kilo y medio de anfetaminas y el dinero que la Policía relaciona con el tráfico de drogas.

Tanto Óscar C. L. como su madre declararon este martes que los 23.910 euros que halló la Policía en la casa de los padres eran parte de los ahorros familiares. "Solíamos tener dinero en efectivo en casa de mi pensión y porque nos pagaban por las tierras que tenemos", afirmó la mujer. El abogado de la defensa, Juan Carlos Macarrón, defiende la inocencia de su representado, porque en la peluquería que según la Policía utilizaba para trapichear no encontraron droga. Tampoco lograron localizar a personas que señalaran a Óscar como traficante, según reconoció el policía durante la vista.

Óscar C. L. afirmó que desde hace seis meses está desintoxicándose. El juicio se suspendió a falta de una sesión antes de quedar visto para sentencia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión