Despliega el menú
Zaragoza

La cesta de Calamocha se va para Zaragoza

La familia ganadora, que prefiere mantenerse en el anonimato, envió este sábado a un amigo cercano para recoger el gran premio en el restaurante Mariano.

Los ganadores de la cesta de Calamocha 2018.
Los ganadores de la cesta de Calamocha 2018.
HA

El zaragozano Daniel Grau Pascual recogió este sábado por la tarde en el restaurante Mariano de Calamocha la gran cesta navideña, que por segundo año consecutivo se va para Zaragoza.

Los afortunados, según informa este zaragozano, son una familia de la capital aragonesa que había comprado por encargo diez papeletas a un conocido suyo que es cliente habitual del restaurante.

"Cuando se enteraron de que les había tocado, no se lo podían creer. Era la primera vez que jugaban y decidieron quedarse diez porque es una cesta muy mediática aquí en Aragón", explica el joven, que ha acudido al restaurante a recoger el premio en calidad de "representante" de la familia ganadora.

Según señala, los afortunados son "gente humilde y reservada", que prefiere mantenerse en el anonimato para no tener "a todo el mundo encima" después de conocerse la noticia.

"Esto ha sido algo abrumador para ellos... Cuando me lo dijeron, yo tampoco me lo creía. Estaba cerca el día de los Inocentes y pensé que era mentira", cuenta entre risas Daniel, quien justo acababa de volver de Polonia -donde trabaja actualmente- para pasar cinco días con su gente en Zaragoza. "Quedamos para entregarles unos 'souvenirs' de Polonia e intercambiando regalos me soltaron la bomba. Los dueños del restaurante les informaron de que irían bastantes medios a la entrega, y como prefieren el anonimato, me pidieron si podía ir por ellos", cuenta Daniel, que ha acudido con su novia a recoger el premio.

Entre las novedades de la cesta de este año, valorada en 500.000 euros, destaca un BMW i8 -que han tenido que bajar del tejado del establecimiento- y un Mini WJ11 One Cabrio, con el que se fotografiaron también este sábado en el interior del conocido restaurante de Calamocha. "La familia estaba interesada en ese coche, así que están muy contentos. También con el apartamento en Sabiñánigo, un pueblo encantador de Huesca. Estas son las típicas cosas que pasan una vez en la vida", reconoce Grau, mientras brinda agradecido con los dos socios del restaurante.

La cesta de Calamocha se va para Zaragoza

Con respecto al pago de impuestos, este zaragozano asegura que los ganadores han sido debidamente informados por los dueños del establecimiento de sus obligaciones legales con Hacienda y tienen claro que los lingotes de oro que incluye la cesta se destinarán a ello para que no haya "ningún problema". 

Etiquetas
Comentarios