Despliega el menú
Zaragoza

La reforma del cine Salón Blanco de La Almunia sale a licitación el próximo mes

Se renovarán la caja escénica, el patio de butacas, la entrada y otras estancias.

Fachada exterior del cine Salón Blanco en La Almunia de Doña Godina
Fachada exterior del cine Salón Blanco en La Almunia de Doña Godina

El auditorio-teatro cine Salón Blanco de La Almunia de Doña Godina será rehabilitado de forma integral en 2019. Así, el proyecto de obras de reforma y acondicionamiento ha pasado ya el periodo de información pública y el Ayuntamiento trabaja en redactar el pliego para licitar los trabajos y que se adjudiquen lo antes posible. La idea es que la intervención, valorada en más de 748.000 euros financiados con cargo al Plus, pueda empezar entre febrero y marzo.

En el documento redactado por los arquitectos Gerardo Molpeceres, José Ignacio Rosendo y Monserrat Abad, se contempla el acondicionamiento de toda la caja, con una ampliación del escenario y renovación de elementos como los telones. También se le dotará a la sala principal de camerinos con la adhesión de una sala con acceso directo. Asimismo, se modificará la pendiente del patio de butacas, se retirarán todas las localidades por unas nuevas y se renovarán los baños. Las instalaciones eléctricas y la fontanería se sustituirán.

Aunque los trabajos no afectarán a la propia estructura, sí que se adecentará la entrada y se reparará parte del tejado. Por su parte, dos habitaciones encima del bar serán acondicionadas para camerinos y sala de trabajo, para conferencias o cursos, habilitándose el acceso desde el hall por unas escaleras. "Además de mejorar el espacio para los espectáculos también se va a adecuar para que cumpla todas las medidas de seguridad", explica la alcaldesa, Marta Gracia.

"Ahora es una pena, porque está en precario: hay goteras, los baños están muy mal… Se minimiza su uso y, por ejemplo, las actuaciones de la Red Aragonesa de Espacios Escénicos no se pueden hacer porque el edificio no cumple los requisitos", reconoce la regidora. "Una vez que se habilite vamos a sacarle mucho más partido", apunta, y es que, según sus previsiones, "la sala se va a usar una o dos veces por semana". El teatro de madres, monólogos, conciertos o proyecciones de cine serán sus principales inquilinos.

Para la responsable municipal, la reforma del Salón Blanco "es clave en el proceso de rehabilitación del casco histórico, porque se va a generar actividad y se le va a dotar de vida al entorno". Por su parte, las actividades que se desarrollan en su interior serán trasladadas una vez se cierre el edificio durante los 15 meses que durarán las obras. Como alternativa se comenzarán a usar el pabellón multiusos, una sala del Colegio Salesianos o el salón de actos de la Casa de Cultura.

Etiquetas
Comentarios