Zaragoza

Una divorciada de Zaragoza pierde la pensión compensatoria y la casa por convivir con otro hombre

La Audiencia de Zaragoza sigue el criterio que marcó hace menos de un mes el Supremo y se posiciona por primera vez a favor del exmarido, que sigue pagando la mitad de los gastos de la vivienda pese a que hace siete años que se divorció.

El fallo de la Audiencia Provincial de Zaragoza puede ser recurrido en un plazo de 20 días ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón.
Pixabay

La Audiencia Provincial acaba de dictar una sentencia que por su enorme repercusión social podría tener un rápido efecto dominó, ya que obliga a una divorciada zaragozana a abandonar la vivienda familiar por estar conviviendo en ella con una nueva pareja. La Sección Segunda de lo Civil sigue así el criterio marcado hace menos de un mes por el Tribunal Supremo y se posiciona a favor del exmarido, quien seguía costeando la mitad de los gastos de la casa pese a que hace ya siete años que se divorció y tuvo que buscarse otro lugar donde alojarse.

Como ya informó HERALDO, la sentencia que acaba de ratificar la Audiencia Provincial fue dictada por la titular del Juzgado de Primera Instancia número 16 de la capital aragonesa el pasado 25 de mayo. De hecho, la magistrada se adelantó en sus conclusiones al pronunciamiento que seis meses después iba a hacer el Supremo. Tras examinar el caso, la juzgadora llegó a la conclusión de que la nueva relación sentimental que había iniciado la mujer era equiparable a una convivencia marital. Y, por tanto, ya no tenía sentido que su exmarido siguiera teniendo limitado el uso de una vivienda de la que es cotitular.

Cuando la pareja pactó hace siete años las condiciones del divorcio, se acordó que la esposa se hiciera cargo de las dos hijas y que las tres siguieran disfrutando del que había sido el domicilio familiar. "Pero la introducción de una tercera persona hace perder a la vivienda su antigua naturaleza por servir en su uso a una familia distinta u diferente", explica la Audiencia de Zaragoza dando por buenos los argumentos del primer fallo.

El exmarido utilizó un detective

Antes de solicitar la modificación de medidas del acuerdo de divorcio, el exmarido tuvo que contratar un detective privado para demostrar que la madre de sus hijas estaba conviviendo con otro hombre en la casa familiar. Y lo cierto es que la información obtenida por este investigador, como reconoce ahora el tribunal, "arroja bastante luz sobre el caso". ¿Por qué? Porque probó la reiterada presencia del compañero de su excónyuge en este domicilio, del que tenía llaves y en cuyo garaje aparcaba su vehículo particular.

Cuando recurrió la primera sentencia, la exmujer reconoció que estaba saliendo con un hombre y que este pernoctaba alguna vez en su casa, pero negó que estuvieran conviviendo y alegó que él tenía su propio piso y que es allí donde sigue empadronado. Fue entonces cuando se exigió a este hombre que aportara las facturas de consumo de electricidad y agua de su vivienda, que han sido en las que se ha basado el tribunal para llegar a la conclusión de que no la usa como domicilio habitual. "El importe de los consumos de luz y agua que realiza son muy bajos: el de agua es, aproximadamente, la cuarta parte del consumo medio habitual de una persona en esta ciudad", explican los magistrados.

Simón Lahoz, abogado

El abogado zaragozano Simón Lahoz defiende los intereses del exmarido en este procedimiento.

Tal y como solicitaba el abogado Simón Lahoz, en representación del exmarido, la Audiencia de Zaragoza ha decidido que además de perder el uso de la vivienda familiar la exesposa deje también de percibir la pensión compensatoria. Así lo establece el Código Foral Aragonés para aquellos casos en los que quede demostrado que el cónyuge beneficiario de la paga ha iniciado una nueva convivencia marital.

La sentencia no es firme y las partes tienen un plazo de 20 días para comunicar su intención de recurrir ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

Podrá seguir un tiempo más en la casa si recurre la sentencia

Cuando la titular del Juzgado de Primera Instancia número 16 de Zaragoza se pronunció el pasado mes de mayo a favor del exmarido y retiró el uso de la vivienda familiar a su exmujer le dio a esta de plazo hasta el 1 de septiembre para abandonarla. Sin embargo, al recurrir el fallo ante la Audiencia Provincial, ella ha ganado casi tres meses para seguir utilizando el domicilio. Al ratificarse ahora el fallo, a la divorciada solo le quedaría ahora la opción de volver a recurrir ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón si quiere seguir allí, ya que de lo contrario se ejecutará la sentencia y tendrá que dejar la vivienda.

"El interés de los hijos no puede desvincularse absolutamente del de sus padres, cuando es posible conciliarlos", dice el tribunal al ratificar la primera sentencia y recordando que con la madre conviven todavía las dos hijas del matrimonio. Es más, la Audiencia Provincial va más allá e invita a los padres a "actuar en beneficio e interés de sus hijos respecto de la vivienda", recordándoles que al ser el inmueble un bien ganancial existen dos opciones:que la madre compre la mitad del padre o que con el dinero que obtenga de la venta adquiera otra.

Etiquetas
Comentarios