Despliega el menú
Zaragoza

El cielo de los artistas solidarios

La sala 4º Espacio de la DPZ acoge este lunes, por último día, una exposición de tarjetas de más de 700 artistas. Lo que se recaude con su venta será para Proyecto Hombre.

Exposición 'Postales desde el limbo'.
Exposición 'Postales desde el limbo'.
José Miguel Marco

Si existe un cielo para las postales, se encuentra en el sala 4º espacio de la DPZ. Allí se expone la muestra ‘Postales desde el limbo’, donde se pueden adquirir 1.500 tarjetas de 700 artistas consagrados y emergentes. Lo recaudado con su venta será para Proyecto Hombre y rondará los 18.000 euros, como en anteriores ediciones. El precio disminuye cada día y este lunes es la última oportunidad para comprar una de estas piezas con su valor más bajo: 10 euros.

La Basílica del Pilar en acuarela, un retrato de Frida Kahlo, una tarjeta con gasolina como elemento principal, pequeños cuentos o una fotografía de un perro salchicha en brazos de su dueña. Estas son solo algunas de las obras que se pueden encontrar en la sala 4º Espacio de la DPZ. La única pauta que recibieron los más de 700 artistas que han participado este año en ‘Postales desde el limbo’ ha sido el tamaño, formato 13x15. El resto (material, temática...) ha corrido a gusto del autor. Por ello, pasear por esta sala es similar a estar en un museo de arte contemporáneo, abstracto o conceptual. Todo a la vez.

Esta original muestra debe su nombre a su forma de adquisición, ya que los futuros compradores desconocen a los autores de las obras hasta que no han pagado por ellas."Puedes comprar una obra de un artista muy reconocido y no saberlo hasta que te la llevas", explicó José Carlos Aguelo, coordinador de la exposición. No obstante, algunos de estos creadores –los hay muy consagrados– tienen un estilo definido, difícil de disimular a ojos de sus seguidores, que acuden en busca de sus obras los primeros días, cuando tienen el precio de 40 euros. Se sabe que hay obras escondidas de muchos artistas locales como Eva Armisén, Ignacio Fortún, Julia Dorado, Fernando Martín Godoy o Nacho Bolea, entre otros. Pero también las hay que recorren muchos kilómetros hasta llegar a Zaragoza, ya que participan artistas de hasta 20 países (Irán, Noruega, Francia, Isla Mauricio...), de forma totalmente altruista.

La magia de esta exposición es que se desmonta desde el primer momento que se abren sus puertas, puesto que los compradores se llevan en el acto las obras. Por esta razón, las paredes de la sala ya tienen bastantes huecos. Los organizadores calculan que se han vendido más de la mitad de las postales, sobre todo para regalarlas en Navidad . El último empujón será este lunes, cuando además tienen el precio más asequible. Aunque esta fiesta solidaria del arte no se acaba aquí, las obras que queden sin vender estarán en dos meses en un espacio fijo de venta y exposición en el número 41 de la calle Heroísmo.

Etiquetas
Comentarios