Despliega el menú
Zaragoza

“La gente estaba bastante asustada”

En la mañana de este jueves los vecinos de Movera continuaban alertados por el suceso de este miércoles

“La gente estaba bastante asustada”
“La gente estaba bastante asustada”

“Hace unos ocho días vino para comprar un jarabe para la tos”. Esa es la última vez que María estuvo en la farmacia de la avenida de Movera. “Era clienta. Una persona muy correcta y simpática”, coinciden Teresa, Susana y María José, las farmacéuticas. “Acudía todos los días a comprar el pan a la papelería”, comentan en corrillos en la plaza de este barrio rural zaragozano. “De vista. Sí que venía por aquí, pero no hemos entablado conversación”, apunta un asiduo al bar Tapas. Sin embargo, la mayoría de los vecinos de dicho distrito no la conocían.

La distancia de la torre de Urzaiz, muy cercana a Pastriz, con el casco urbano limitaba la vida cotidiana de la joven en el barrio, como afirman sus vecinos. Aunque el suceso repercutió en Movera. “Incertidumbre y un poco de miedo de no saber lo que estaba pasando”. Así es como recuerdan varios vecinos la madrugada de este miércoles a jueves. Todos ellos coinciden en que la presencia policial y ambulancias les sorprendieron.

La alcaldesa de Movera asegura que el barrio está "consternado"

“La gente estaba bastante asustada. Cortaron la rotonda de entrada para que no saliera nadie, acordonaron las calles y los coches de policía circulaban de un lado a otro”, explica Santiago, quien regenta una tienda de ultramarinos junto a la plaza del barrio. “Todo Movera estaba rodeado de agentes”, concluye Paloma, otra residente.

Etiquetas
Comentarios