Despliega el menú
Zaragoza

Los sueños de los más pequeños no entienden de género en Arcosur

La Asociación de Mujeres Atalanta celebra esta semana unas jornadas para fomentar la igualdad y celebrar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Cuentacuentos audiovisual durante la jornada del lunes.
Los sueños de los más pequeños no entienden de género en Arcosur
Atalanta

En Arcosur, el rosa no es un color de chicas y el fútbol no es un deporte solo para niños. Este mensaje es el que intenta transmitir la Asociación de Mujeres de Arcosur Atalanta a los más pequeños para que crezcan en una sociedad en la que nadie sea discriminado.

Desde el lunes y hasta el domingo, cuando se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el barrio está inmerso en la celebración de las III Jornadas Arcosur por la igualdad y la no violencia de género. “Creemos que si ayudamos a educar en igualdad, realizando actividades que fomenten eso, podemos dar un pasito adelante hacia una sociedad mejor”, apuntan desde la asociación, que ha preparado actividades tanto para los mayores como para los niños y niñas de la zona.

Las jornadas dieron el pistoletazo de salida el lunes de la mano del escritor aragonés Daniel de la Peña y la actriz Mónica Calleja, que presentaron en libro ‘Triunfadoras 2.0’. Ese mismo día, una integrante de la asociación SOMOS+ dio una charla sobre violencia mientras los niños asistían a un taller de cuentacuentos audiovisual en el que pudieron conocer a algunas de las mujeres más importantes de la historia. “Arcosur y todo el Distrito Sur es una zona donde la natalidad es muy alta y podemos hacer que estos niños crezcan en la normalidad, que tendría que ser la igualdad de género”, explica Rebeca Rubio, presidenta de Atalanta.

El martes, para acercar el deporte femenino a los vecinos más jóvenes del barrio y con el apoyo de la Peña Zaragocista de Arcosur, recibieron la visita de varias jugadoras del Zaragoza Club de Fútbol Femenino. Mañana, Lluvia Bustos, con la que cuentan desde que comenzaron las jornadas hace dos años, impartirá la charla ‘De mayor quiero ser…feliz’, para concienciar a los padres de que lo importante es que los pequeños se dediquen a lo que ellos quieran dejando a un lado los prejuicios de género. “Hay que trabajar mucho cada día”, cuenta Rubio, que asegura que ella misma trabajó en una papelería y tuvo que presenciar este tipo de ideas preconcebidas. ‘Me decían: ‘No le des un cuaderno rosa, que es un chico y se van a reír’, recuerda. Para ella, el problema no es solo de los padres, sino de la sociedad en su conjunto, que es “la que tiene que cambiar”.

La programación continuará el viernes, cuando se celebrará un torneo de dardos mixto en el local de la Peña Los Arqueros. El sábado por la mañana los más pequeños podrán disfrutar de un taller titulado ‘Porque aquí comemos tod@s’, organizado por El obrador de ideas, y por la tarde, de un seminario de la Asociación Las Almenas, en el que además de la charla, se impartirá un taller práctico de defensa personal. Ambas actividades están patrocinadas por la Junta del Distrito Sur.

El domingo, la directora del corto ‘394 días’, Laura Ibarzo, clausurará las jornadas con una charla mientras los niños pintan un mural para demostrar que ‘El futuro está en sus manos’. “Lo que queremos es que si una niña quiere ser la científica que invente una nueva vacuna, nadie le diga que no puede serlo”, apunta la presidenta de Atalanta.

“Necesitamos ya la Casa del Barrio”

Las jornadas, que se celebran en los bares y la guardería del barrio, sirven también para reclamar la construcción de la Casa del Barrio de Arcosur. Este espacio lleva años siendo demandado por las asociaciones y los vecinos y, aunque en 2017 el Ayuntamiento se comprometió a su construcción, el proyecto no avanza al ritmo que desean. “No tenemos un sitio para organizar las cosas, hacemos las reuniones en mi casa”, lamenta Rubio, a la que no le hace “ninguna gracia” que su domicilio privado tenga que ser la sede de la asociación, que comenzó su andadura hace tres años. Utilizar la calle para llevar a cabo sus actividades en el mes de noviembre tampoco es una opción: “Tenemos que depender de otras instalaciones y andar pidiendo favores. Necesitamos la casa ya, por eso nos unimos a la causa de todo el barrio”, explica.

Además, las instalaciones polivalentes servirían para que las mujeres que necesiten apoyo en un caso de violencia de género pudieran ponerse en contacto con la asociación. En definitiva, según argumentan desde Atalanta, sería “un lugar de encuentro seguro y libre de machismo”. “Hay mucha gente en el barrio dispuesta a hacer cosas y es una pena que no se hagan solo porque no tengamos un sitio”, concluye Rubio.

Etiquetas
Comentarios