Zaragoza
Suscríbete

El acuerdo de la izquierda en Zaragoza desencadena acusaciones entre PP y PSOE

Fernando Rivarés ha afirmado que los populares propusieron dedicar los 2,4 millones de euros del remanente de tesorería a la compra de autobuses eléctricos a sabiendas de que no era posible legalmente.

El concejal de ZEC Fernando Rivarés, en una comparecencia ante los medios.
La oposición exige a Rivarés que aclare si intentó tapar un delito
Raquel Labodía

ZeC, PSOE y CHA han llegado a un acuerdo después de los desencuentros causados por la crisis de las sociedades municipales, en esta ocasión para decidir el destino de 2,4 millones de euros del remanente de tesorería, lo que ha desencadenado un cruce de acusaciones entre populares y socialistas.

Además de manifestar que el otro "no es de fiar", Jorge Azcón (PP) ha asegurado que los socialistas abogan por destinar parte del remanente a supresión de barreras arquitectónicas porque sería necesario cortar carriles y los ciudadanos estarían "encantados" -ha dicho irónicamente- justo antes de las elecciones, mientras que Javier Trívez (PSOE) ha afirmado que los populares propusieron dedicarlo a la compra de autobuses eléctricos a sabiendas de que no era posible legalmente.

Azcón ha reprochado la "poca vergüenza" y "cara dura" de los socialistas por romper el acuerdo alcanzado por toda la oposición sobre el destino del remanente de tesorería y los ha tachado de "pagafantas".

Trívez, por su parte, ha acusado al portavoz popular de "mal perdedor" y de entrar en la descalificación y el insulto "sin ningún tipo de vergüenza".

Mientras tanto, el responsable municipal de Economía y Cultura, Fernando Rivarés, ha denunciado que ha quedado claro que se han promovido proyectos no viables con el único fin de hacer "perder el tiempo" al Gobierno.

En cuanto a los 2,4 millones de euros del remanente de tesorería, ha explicado que quedaron "colgados" en mayo después de que el PP insistiera en destinarlos a la compra de autobuses, algo que la propia Intervención declaró que era "imposible".

Así, ha indicado que los tres grupos de izquierda han mantenido negociaciones este fin de semana y finalmente la propuesta, que ha salido adelante con los votos de ZeC, PSOE y CHA, ha quedado de la siguiente manera: 1,2 millones para eficiencia energética, 600.000 euros para supresión de barreras arquitectónicas, 400.000 para la mejora de la escena urbana en el Casco Histórico y 200.000 para la instalación de placas solares en equipamientos municipales.

Para no perderse este dinero, todos estos proyectos deberán estar concretados y licitados antes del 31 de diciembre.

La portavoz de Ciudadanos, Sara Fernández, ha manifestado que no entiende por qué los grupos de izquierdas se ponen de acuerdo en unas cosas sí y en otras no y se ha mostrado escéptica sobre la ejecución de estas partidas, especialmente en lo relativo a la supresión de barreras arquitectónicas, para lo que ya hay 1.650.000 euros y hasta ahora solo ha habido una retención de 48.000 euros.

Ha defendido que "los acuerdos se cumplen" y ha secundado la propuesta del PP de destinar este dinero a un plan de poda que de otra manera no se podría acometer, mientras el resto de grupos han insistido en que no era posible emplear el remanente para ello.

Carmelo Asensio, de CHA, ha apuntado que el destino del remanente no estaría pendiente de no ser por la "fatídica" decisión del 9 de febrero, en referencia a las sociedades, y ha considerado que los acuerdos tienen "fecha de caducidad" y que la situación es ahora "muy distinta" a la del mes de mayo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión