Despliega el menú
Zaragoza

Menos personas pero con más pobreza acudieron a Cáritas Aragón en 2017

La cifra se ha reducido de las 29.627 atendidas en 2016 a las 25.512 personas de este año que sin embargo, han presentado situaciones más extremas de vulnerabilidad y riesgo.

Jesús Luesma, secretario técnico de Cáritas Aragón y Carlos Sauras, presidente de Cáritas Aragón
Jesús Luesma, secretario técnico de Cáritas Aragón y Carlos Sauras, presidente de Cáritas Aragón
Guillermo Mestre

"Han sido menos en 2017 pero la situación de pobreza con la que han llegado es más grave que el año anterior", con estas palabras ha resumido este jueves el secretario técnico de Cáritas Aragón, Jesús Luesma, los resultados obtenidos en la memoria anual que realiza la entidad para conocer los frutos de su labor. Durante el año pasado, 25.512 personas fueron atendidas por Cáritas Aragón presentando mayor precariedad y emergencia que en el año 2016, cuando el número de atendidos ascendió a 29.627.  

La dificultad de acceso a una vivienda digna por el incremento de precios en los alquileres de pisos y sobre todo, los problemas que han presentado los atendidos para conseguir un empleo han ocasionado que durante 2017 Cáritas Aragón se centrase en estos dos "ejes vitales" en la vida de cualquier persona. En primer lugar desde Cáritas Zaragoza se llevó a cabo un programa de intermediación entre los propietarios de viviendas y los inquilinos con el fin de lograr un acuerdo que garantizase "el derecho a una vivienda, ya no digna, solo vivienda, lo que es muy preocupante", tal como ha señalado Luesma. Por otro, casi 3 millones de euros, de los casi 13 que invirtió Cáritas Aragón en 2017, fueron destinados a programas de formación e inserción sociolaboral gracias a los cuales se obtuvieron cifras "muy esperanzadoras", según Sauras. De las 3.000 personas que participaron en estos programas el año pasado, casi 1.000 consiguieron un empleo digno que contribuyó a su refuerzo personal, social y laboral.

Durante 2017, no se han encontrado diferencias significativas en cuanto al sexo de los atendidos, de hecho, ha sido equitativo. El 52% de los que acudieron a Cáritas eran de nacionalidad española y el 42% eran familias con hijos a su cargo. En la presentación de la memoria de este jueves también se ha hecho referencia al Informe sobre la exclusión y desarrollo social en España de la Fundación FOESSA de Cáritas Española en el que se contabiliza que 200.000 personas en Aragón están en riesgo de exclusión y/o pobreza y de ellas 31.000 en una situación de pobreza severa.

"Estamos en tiempos de bonanza económica pero está claro que no llega a todos por igual", ha comentado el presidente de Cáritas Aragón, Carlos Sauras, haciendo referencia a las desigualdades que se dan en una sociedad en la que "los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres".  Así, las personas que estaban en el límite de la inclusión social durante el periodo de la crisis económica han logrado estabilizarse con la mejora de la situación mientras que la exclusión social se ha incrementado e invisibilizado. "Cuando todo va bien y la situación es favorable para la gran mayoría nos olvidamos de que hay un porcentaje importante de la población que sufre y está en situaciones precarias", ha añadido Luesma.



 

 

 

 

 

 

Etiquetas
Comentarios