Zaragoza

La jefa de un supermercado admite que sustrajo 195.171 euros de la recaudación

La mujer, que sufre adicción al juego, ha aceptado un año de cárcel y una multa y devolverá todo el dinero a la empresa.

Audiencia Provincial de Zaragoza.
El juicio se celebrará a finales de febrero en la Audiencia Provincial de Zaragoza.
Heraldo.es

Una zaragozana aceptó este martes una condena a un año de cárcel y una multa de 900 euros tras admitir, ante la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Zaragoza, que durante un año sustrajo 195.171 euros de la recaudación del supermercado del barrio de Las Fuentes en el que trabajaba y del que era la máxima responsable de la tienda.

Los hechos se remontan a febrero de 2015, cuando Begoña C. B. comenzó a apropiarse cada día de una parte de las ganancias de la tienda de alimentación. En un solo día, llegó a sustraer 15.000 euros, según consideró probado la Fiscalía. La situación de prolongó hasta enero de 2016, cuando la empresa propietaria del supermercado se dio cuenta de las prácticas irregulares tras encargar una auditoría y despidió a la mujer, que llevaba 20 años trabajando en el supermercado.

La revisión minuciosa encargada por la compañía reveló que la encausada, quien como encargada de la tienda era la responsable de controlar la recaudación, modificaba las cuentas a diario para que los empresarios no advirtieran diferencias entre el dinero que se había generado y el que realmente se estaba ingresando en el banco.

Lo hacía a través de anotaciones como ‘cambios para el día siguiente’, simulando así que los desfases que se pudieran observar estaban en realidad en monedas en las cajas registradoras de la tienda.

Ludopatía reconocida

La Fiscalía solicitó inicialmente para esta mujer una condena a tres años de cárcel y una multa de 2.880 euros por un delito de apropiación indebida, mientras que la acusación particular, ejercida por el abogado José Pajares en nombre del supermercado, elevó la petición a cuatro años de cárcel y multa de 3.600 euros. La defensa, a cargo de Juan Ortiz de Landazuri, interesó la absolución de su representada, teniendo en cuenta que ha quedado acreditado que sufre un trastorno del juego patológico, que desde el primer momento (y durante toda la instrucción del caso lo vino manteniendo) confesó los hechos y que está dispuesta a devolver la totalidad del dinero sustraído.

Fueron estas circunstancias las que posibilitaron que las partes llegaran a un acuerdo antes de la vista oral. La petición de las acusaciones se quedó en un año de cárcel y multa de 900 euros tras la aplicación de la atenuante muy cualificada de ludopatía.

El abogado defensor de Begoña C. B. destacó que la mujer ya ha comenzado a reintegrar el dinero. Para hacer frente a la responsabilidad civil derivada de su conducta, la mujer ya ha vendido la parte que le corresponde de dos propiedades inmobiliarias y cada mes destina parte de sus ingresos actuales, unos 925 euros, a pagar a la que fue su empresa durante dos décadas.

Etiquetas
Comentarios