Despliega el menú
Zaragoza

Los más bellos mantos de la Virgen del Pilar

Todos los días, los fieles, que se acercan a la basílica del Pilar de Zaragoza, contemplan la Imagen de la Virgen ataviada con sus mejores galas. Son más de 450 los mantos que posee la Virgen

La Virgen del Pilar con el manto del Real Zaragoza
La Virgen del Pilar con el manto del Real Zaragoza
Oliver Duch

La Virgen del Pilar posee más de 450 mantos guardados en los calajes de la Sacristía, todos ellos donados por fieles devotos. Pasar por el manto se ha convertido en un ritual casi obligatorio para los niños y niñas zaragozanas, antes de realizar la primera comunión.

Los mantos conservados en el Museo Pilarista tienen dos medidas, dependiendo de si estaban confeccionados para colocarse sobre la propia imagen, a modo de falda que cubriera el Pilar, o sobre la Santa Columna directamente:

Medidas del manto de la Virgen del Pilar
Medidas del manto de la Virgen del Pilar

Con anterioridad a la obra barroca, la imagen de la Virgen se adornaba ya con mantos, pero estos se colocaban a modo de vestido, dejando al descubierto tan sólo la cabeza de la Virgen y del Niño y sus manos. Así lo atestigua, por ejemplo, Aramburu, quien anota, además que cuando en Jueves, Viernes y Sábado Santo se mudaba el manto, se entonaba el Aleluya. Ventura Rodríguez propuso que el manto se colocase más abajo, a la altura de la cintura de la imagen, como si de una falda se tratase, consiguiendo así un mayor lucimiento de la talla gótica. Posteriormente, ya en el siglo XX, se decidió que el manto cubriese tan solo el Pilar y la imagen quedara descubierta.

Dos pinturas del siglo XVII que muestran la diferente colocación de los mantos a principio y a final de siglo, esto es, antes y después de la intervención de Ventura Rodríguez:

Pinturas del siglo XVII que muestran la diferente colocación de los mantos de la Virgen del Pilar"
Pinturas del siglo XVII que muestran la diferente colocación de los mantos de la Virgen del Pilar"
Pinturas del siglo XVII que muestran la diferente colocación de los mantos de la Virgen del Pilar"
Pinturas del siglo XVII que muestran la diferente colocación de los mantos de la Virgen del Pilar"

Los colores de los mantos

El color del manto elegido debe adaptarse al calendario litúrgico. Además, casi todos los días se reciben peticiones de donantes para poner un manto concreto, aunque estas solo se conceden si el elegido se adecúa a los colores correspondientes del ciclo litúrgico. También se tiene en cuenta la festividad que se celebra el día concreto, como es el caso del Día de la Virgen del Carmen (16 de julio). Ese día se coloca el manto de las Carmelitas.

Algunos días la Virgen puede vestir hasta dos mantos, según las circunstancias y acontecimientos. Por ejemplo, si un día se celebra el día de las Fuerzas Armadas por la mañana y por la tarde se oficia una misa para los joyeros de Zaragoza, entonces la Virgen vestirá con los ofrendados por ambos.

Y, otras veces, no viste ninguno. Los días 2, 12 y 20 de cada mes, en recuerdo a la venida de la Santísima Virgen a Zaragoza (2 de enero), de su fiesta principal (12 de octubre) y de la Coronación canónica de la Imagen (20 de mayo), aparece sin manto (excepto los mismos días 12 de octubre y 20 de mayo que sí lleva manto).

Los colores del manto de la Virgen del Pilar

Blanco. Tiempo de Pascua o solemnidades y Fiestas del Señor.

Verde. Tiempo ordinario.

Morado. Adviento y Cuaresma.

Azul. Novena de la Inmaculada y fiestas de la Virgen.

Rojo. En honor a los mártires.

Donaciones de fieles devotos

Los mantos de la Virgen proceden de donaciones de fieles devotos: particulares en su mayoría pero también de empresas, toreros, familias, instituciones, aristócratas, religiosas, cofradías, países, colegios... incluso la realeza. Es el caso de la reina María Cristina, cuyo manto se coloca siempre que los reyes visitan a la Virgen.

Los motivos de estos regalos varían. Unos como signo de agradecimiento, otros como petición, otros por capricho, otros sin un motivo concreto y todos ellos por devoción a la Virgen del Pilar. Las únicas condiciones para ofrecerlos es que respeten los colores instituidos y que se adapten a las medidas establecidas (la cinta que une los dos ángulos de la base inferior mide 146 cm. y la que une los vértices superiores entre 40 y 47 cm. La altura es de 82 a 85 cm., más el fleco)

El manto de HERALDO DE ARAGÓN a la Virgen del Pilar

HERALDO, dentro de su 120º aniversario, quiso rendir homenaje al símbolo aragonés por excelencia y regalar un manto a la Virgen del Pilar. El periódico se sumó así a la larga lista de instituciones que han dejado muestra palpable de su devoción pilarista entregando un bello manto para vestir a la Virgen. Fue diseñado por Pablo Calahorra, y bordado meticulosamente por la artesana zaragozana Olga Velilla.

Cambiar el manto, paso a paso

Retirar el anterior. El capellán quita el sujetamantos, una pieza instalada sobre el manto, y retira el manto del día, dejando al descubierto la imagen con el portamantos, que facilita la colocación.

Encajar el elegido. El manto se pone sobre el bastidor y para poder adaptarlo correctamente, se utiliza el portamantos, apoyado sobre la base superior de la columna, sobre el que se coloca el del día.

La Virgen se oculta. Una vez colocado el manto correspondiente se instala de nuevo el sujetamantos y se cierran las puertas del camarín, dejando oculta la Imagen hasta el día siguiente.

Recoger. Después se cambian las velas, situadas a ambos lados, y el capellán se dirige a la sacristía de la basílica para recoger el manto retirado, en los calajes.

Consulta todas las noticias sobre la basílica del Pilar

Etiquetas
Comentarios