Despliega el menú
Zaragoza

La huelga en el tranvía para las fiestas sigue en pie con solo dos días de margen para evitarla

El acuerdo entre la empresa y los trabajadores parece lejano tras 6 horas de negociación. Los paros comenzarían el viernes, víspera del inicio del Pilar

Los trabajadores del tranvía, frente a los representantes de la empresa en el SAMA.
Los trabajadores del tranvía, frente a los representantes de la empresa en el SAMA.
Guillermo Mestre

La empresa del tranvía y los conductores tienen solo dos días para llegar a un acuerdo. Este martes por la noche ha concuído la segunda jornada de negociación con el mismo resultado que la primera, es decir, con las posiciones alejadas y escasos visos de que ambas partes se estrechen las manos antes del viernes. El plazo se agota y la posibilidad de que el eje vertebrador del transporte público de la ciudad sufra una huelga durante las Fiestas del Pilar cada vez es más posible.

Los representantes de los trabajadores y la dirección de Tranvías Urbanos de Zaragoza han estado reunidos durante seis horas, con el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) como árbitro. Ambas partes han criticado a la otra su falta de voluntad de llegar a un acuerdo, y han suspendido la negociación hasta el jueves, día previo al inicio de los paros parciales.

Si ese intento de diálogo fracasa, la convocatoria de huelga será una realidad, y los paros comenzarán el próximo viernes, una jornada -víspera del inicio de las Fiestas del Pilar– en la que ya hay gran cantidad de actos y conciertos en la ciudad. Los paros parciales se prolongarían durante todos los festejos, concretamente hasta el sábado 13, incluido. Solo se libra de la huelga el día del Pilar.

Para el resto de jornadas pilaristas, el tranvía sufriría los efectos de la movilización entre las 11.00 y las 14.30 y entre las 18.30 y las 22.00. Este segundo horario puede ser el más problemático, ya que se trata de la hora en la que muchos zaragozanos acuden al centro de la ciudad, o se desplazan al recinto ferial de Valdespartera.

El efecto real de la huelga en el servicio dependerá de los servicios mínimos, que tendría que fijar el gobierno de la ciudad durante las próximas horas.

Según el Sindicato Ferroviario de Zaragoza, que ha impulsado esta movilización, los motivos son la supuesta "modificación unilateral" del calendario laboral de 2018 por parte de la empresa. A su juicio, "no se cubran las necesidades mínimas de producción anuales con la plantilla fija" y, además, "no se está computando el tiempo real que se trabaja diariamente".

Desde la dirección de la empresa desde el principio del conflicto han rechazado estas acusaciones. Tranvías Urbanos de Zaragoza cree que son "una serie de nuevas reivindicaciones carentes de fundamento, algunas de ellas ajenas por completo a la empresa". "Existe un convenio colectivo en vigor que la empresa respeta y cumple escrupulosamente, como así ha sido siempre, demostrando su actitud dialogante", mantiene la compañía, que ha calificado de "chantaje" la convocatoria de huelga en el Pilar.

Etiquetas
Comentarios