Despliega el menú
Zaragoza

El PSOE frenará la subida del IBI a oficinas y comercios y CHA quiere gravar más a las industrias

Socialistas y nacionalistas discrepan en sus votos particulares a las ordenanzas fiscales que ha presentado ZEC y que se debatirán la próxima semana.

El socialista Javier Trívez y el nacionalista Carmelo Asensio, en una comisión plenaria de Economía en el Ayuntamiento de Zaragoza.
El socialista Javier Trívez y el nacionalista Carmelo Asensio, en una comisión plenaria de Economía en el Ayuntamiento de Zaragoza.
Guillermo Mestre

Los grupos de izquierda mantienen sus discrepancias respecto a lo que deben ser las ordenanzas fiscales de 2019. A un día del cierre del plazo para presentar votos particulares a la propuesta del gobierno, el PSOE ha rechazado que se eleve la fiscalidad del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) al sector industrial, comercial y de oficinas, mientras que CHA quiso acentuar la bajada de la contribución a las viviendas que ha planteado ZEC para gravar más a las industrias.

Los socialistas indicaron que no quieren tocar la propuesta de bajada del tipo impositivo planteado por el gobierno, que ronda el 7% y que compensará con creces la subida de los valores catastrales que se produce cada año desde la revisión de 2013.

Pero rechazan rebajar el umbral del IBI diferenciado que se aplica al sector industrial, comercial o de oficinas con un valor catastral de un millón de euros. El PSOE no quiere tocarlo y ZEC quiere reducirlo para comercios y oficinas hasta los 800.000 euros. El PSOE también quiere eliminar el gravamen diferenciado para la categoría de almacén, por su efecto en los aparcamientos mancomunados, que este año han visto disparado el recibo.

El socialista Javier Trívez explicó que "la postura del IBI la ha establecido el PSOE todos los años". Rechazó una rebaja del umbral de un millón de euros para el tipo diferenciado, porque duplicaría a muchas empresas el recibo de la contribución. Respecto a la bajada del tipo del IBI residencial, afirmó que el objetivo es compensar la subida de la base del impuesto por el aumento anual de los valores catastrales.

Por su parte, CHA hace un planteamiento muy distinto. Acentúa ligeramente la bajada del IBI residencial planteada por ZEC y grava más al sector industrial, al que plantea bajar su umbral hasta los 800.000 euros, al igual que en el caso de comercios y oficinas. Respecto al impuesto de circulación, amplía al 65% la bonificación para los híbridos.

"La bajada que planteamos beneficia al 99% de los contribuyentes", explicó el portavoz nacionalista, Carmelo Asensio, que rechazó que su planteamiento con las industrias vaya a afectar negativamente a este sector. En este sentido, ha minimizado el efecto de la rebaja del umbral del tipo diferenciado porque también está aprobada una reducción en paralelo de los valores por parte del Catastro. A su juicio, la mermar recaudatoria supondría un millón o millón y medio respecto a la propuesta de ZEC.

Etiquetas
Comentarios