Despliega el menú
Zaragoza

Comienza por fin la transformación de los antiguos juzgados de la plaza del Pilar

El objetivo es que en enero pueda trasladarse la Dirección Provincial del IASS.

La primera fase de las obras, que ya ha comenzado, se adjudicó por un millón de euros.
La primera fase de las obras, que ya ha comenzado, se adjudicó por un millón de euros.
DGA

Tras meses de tiras y aflojas entre el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza, este lunes comenzaron por fin las obras en los antiguos juzgados de la plaza del Pilar. La primera fase consistirá en el acondicionamiento del edificio situado junto a la plaza Convertidos, que albergará la sede de la Dirección Provincial del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) de Zaragoza.

Estos trabajos forman parte de la primera fase de las obras que lleva a cabo la empresa Urbamed Infraestructuras S.L. y que se adjudicó por un importe de 1.090.879,27 euros. El objetivo es que la Dirección Provincial del IASS, con sus 141 funcionarios, pueda trasladarse a estas nuevas instalaciones en enero de 2019. "Es la parte del Instituto que tiene un trato directo con el usuario y gestiona las prestaciones económicas de los distintos servicios", explicó la secretaria general del IASS, Eva Salas.

El comienzo de obras se ha ido retrasando por la demora en la concesión de la licencia por parte del Ayuntamiento de Zaragoza, que continúa reivindicando parte de los suelos. El Consistorio amenazó incluso con no conceder el permiso, pero finalmente se lo otorgó el pasado mes de julio. No obstante, el debate todavía está en el aire y los derechos sobre el uso de los antiguos juzgados es uno los asuntos que el alcalde de Zaragoza quiere tratar en el Consejo Bilateral de Capitalidad. Pidió que se celebrara el día 27 después del debate sobre el estado de la Comunidad, pero el Gobierno todavía no ha confirmado la fecha.

En esta primera etapa de las obras, no es necesaria la modificación de la distribución interior de las oficinas de las distintas plantas. Las actuaciones se centrarán en la adaptación del sótano y del núcleo de la escalera y ascensor a la normativa vigente de protección contra incendios, al aislamiento interior del cerramiento para mejorar la eficiencia energética y a la sustitución del sistema de climatización del edificio.

 Una caldera de gas sustituirá al antiguo sistema de calefacción mediante bombas de aire y que en verano suministraban el aire acondicionado. Además, se llevarán a cabo actuaciones para hacer completamente accesible el edificio a las personas con cualquier tipo de discapacidad: se eliminarán barreras arquitectónicas, se incorporará equipamiento específico y se instalará un aseo adaptado en cada planta. Para ello se ha contado con el asesoramiento del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi).

Otra de las actuaciones que se llevarán a cabo es la apertura de ventanas en la planta primera, para acondicionar las antiguas salas de vistas en espacios de trabajo, y el acondicionamiento de algunas para ubicar el servicio de información y las aulas de formación.

Otros traslados

Los antiguos juzgados de la plaza del Pilar albergarán la sede del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales: el Gabinete de la consejera, la Gerencia del IASS, la Dirección Provincial del IASS en Zaragoza, la Secretaría General Técnica del Departamento, el Instituto Aragonés de la Mujer y las direcciones generales de Participación Ciudadana, Protección de Consumidores y Usuarios e Igualdad y Familias. Solo el Instituto Aragonés de la Juventud permanecerá en su sede de Baltasar Gracián.

El volumen total de funcionarios que se trasladarán a los juzgados es de cerca de 500 y se calcula que por los diferentes servicios pasan al año unos 100.000 usuarios (el mayor número por la dirección provincial del IASS). En la actualidad ya se ha adjudicado y redactado el proyecto de la segunda fase de las obras.

Etiquetas
Comentarios