Despliega el menú
Zaragoza

El camping de Zaragoza se opone al aparcamiento para caravanas: "La coexistencia es del todo incompatible"

La UTE que lo gestiona cree que la propuesta aprobada por el Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza haría competir a ambas concesiones municipales, amenazando la continuidad del camping.

Autocaravanas en el camping municipal Ciudad de Zaragoza
Autocaravanas en el camping municipal Ciudad de Zaragoza
Heraldo

El equipo de gestión al frente del camping municipal Ciudad de Zaragoza ha emitido este viernes un comunicado en el que asegura que el área para autocaravanas que prevé acondicionar el Ayuntamiento de Zaragoza pondría en grave riesgo este modelo de negocio y abocaría al cierre de las instalaciones.

La UTE que gestiona el camping de Zaragoza obtuvo la concesión en 2010 a cambio de un canon anual por el alquiler y el compromiso de invertir más de 900.000 euros en acometer mejoras. "Compromisos a los que, a pesar de las dificultades, se ha cumplido fielmente hasta el día de hoy", recuerda Óscar Andrés, su administrador.

En enero, el Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza aprobó una propuesta del grupo de Ciudadanos para crear un área de aparcamiento para autocaravanas en la ciudad. Ahora que parece que por fin se dará forma a la iniciativa, la gestión actual de la concesión alza la voz para oponerse y denunciar que, de llevarse a cabo, hará "inviable" la continuidad del camping a medio plazo. "Es del todo incompatible que coexistan los dos servicios, ambos de propiedad municipal, compitiendo en el área urbana de una ciudad como Zaragoza", asegura el administrador actual de la UTE.

Para empezar, desde el camping califican la iniciativa como innecesaria y recuerdan que se trata de un servicio que ya se está prestando en el camping. "Incluso una estancia exclusivamente diurna para repostar y verter aguas afectaría negativamente al camping y a sus 22 trabajadores", esgrimen. Andrés asegura que la facturación relativa a caravanas y autocaravanas supone el 40% del grueso de su facturación y por eso consideran que poner en marcha el aparcamiento antes de que termine el contrato de cesión supondría "un cambio sustancial de las reglas de juego" y desvirtuaría las condiciones iniciales del proyecto.

Por otro lado, Andrés señala que los espacios barajados por el Ayuntamiento para el nuevo aparcamiento (principalmente una explanada junto a los campos de la Federación Aragonesa de Fútbol) están más o menos la misma distancia aproximada del centro de la ciudad que el propio camping, por lo que rechazan el argumento de que serviría para ofrecer un lugar más cercano a los autocaravanistas.

Por todo ello, la UTE pide aplazar la puesta en marcha del área para autocaravanas hasta enero de 2020 con la finalidad de que los futuros concesionarios puedan evaluar, con toda la información en la mano, si sigue siendo viable o no el camping municipal. Además, solicitan que se realice un estudio en profundidad sobre la necesidad o no de crear esta área y el impacto que tendría sobre la concesión en el futuro. "En definitiva, queremos llegar a un consenso de modo que los servicios que reclaman los autocaravanistas se puedan adaptar a las circunstancias del camping municipal y viceversa", concluye Óscar Andrés.

Etiquetas
Comentarios