Despliega el menú
Zaragoza

Una ruta por el corazón verde de la ciudad

Un total de 9 kilómetros de zonas verdes están unidos por la Ruta de los Parques de Zaragoza.

La Ruta de los Parques de Zaragoza reúne 9 kilómetros de zonas verdes que visitar.
La Ruta de los Parques de Zaragoza reúne 9 kilómetros de zonas verdes que visitar.
Ayto. Zaragoza

Entre los altos edificios de la capital aragonesa, la ciudad luce puntos donde el verde actúa como protagonista. Con los bulevares como pasarela, la Ruta de los Parques de la ciudad de Zaragoza conecta algunos de los espacios naturales de los que goza la metrópoli. Un total de 9 kilómetros en las que los ciudadanos pueden huir del bullicio del asfalto y adentrarse en la tranquilidad, sin necesidad de salir de la gran ciudad.

Parque Grande José Antonio Labordeta

Parque José Antonio Labordeta de Zaragoza

El actual Parque Grande José Antonio Labordeta es el punto de partida. Conocido popularmente como Parque Grande, se podría definir como el pulmón verde de la ciudad.

Entre los años 1913 y 1927, se llevó a cabo su diseño y construcción. Dos años más tarde, el enclave natural fue inaugurado por Miguel Primo de Rivera, quien daba a su vez nombre al parque. En 2010, las 27 hectáreas de flora fueron rebautizadas. Con motivo del fallecimiento del cantautor y político José Antonio Labordeta el 19 de septiembre de 2010, el Ayuntamiento decidió cambiar el nombre ese mismo año, y denominarlo Parque Grande José Antonio Labordeta.

Con un nombre u otro, el popular Parque Grande es un punto de referencia para pequeños y mayores. Situado en el distrito Universidad, el enclave natural está lleno de historia. A su entrada por el paseo Fernando el Católico, desde lo lejos se puede vislumbrar el monumento al Rey Alfonso I El Batallador, inaugurado en 1925 con motivo del octavo centenario de la reconquista de Zaragoza. Antes de llegar a él y partiendo del mismo punto inicial, a la izquierda se encuentra el Quiosco de la Música, declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento por el Gobierno de Aragón en el año 2008, fue construido para la Exposición Hispano-Francesa de 1908. En los años 60, se colocó en su lugar actual y el pasado 2017, fue objeto de un acto vandálico en el que dos jóvenes embistieron el monumento con una retroexcavadora causando importantes daños, algo por lo que fueron detenidos.

Pero estos no son los únicos lugares emblemáticos que se pueden visitar dentro del gran parque de la ciudad. La Fuente de Neptuno, la Casa de Albarracín o el gran Jardín Botánico y su estanque de patos, son otros de los muchos puntos de los que goza el Parque José Antonio Labordeta. Entre plátanos de sombra, fresnos de hoja estrecha, chopos y palmeras, los viandantes pueden disfrutar de varios bares en los que sentarse a reponer fuerzas.

Parque del Agua Luis Buñuel

Parque del Agua

Como punto de salida el Parque José Antonio Labordeta, La Ruta de los Parques recorre los parques: Taifa Saraqusta, Avempace, Delicias, el Parque de la Sedetania, el del Castillo Palomar y el de la Aljafería, desde el que alcanzamos el gran Parque del Agua. La Ruta de los Parques también puede evocar al recuerdo de algunos de los viandantes. Otro de los espacios que luce la ciudad de Zaragoza es el conocido popularmente como Parque del Agua. Habrá algunos que los paseos por dicho parque le hagan remontarse a la Expo Zaragoza de 2008. En ese momento fue bautizado como Parque Metropolitano del Agua y construida con motivo de dicho acontecimiento fluvial. Fue ese año cuando nació dicho parque. Una superficie de 120 hectáreas, que sitúan dicho paraje en uno de los más grandes de la ciudad.

Aquellos viandantes que quieran pasear por las estancias del parque, deberán de preguntar por el Parque del Agua Luis Buñuel. Un paraje que más allá de albergar zonas con diferentes tipos de vegetación y el Jardín Botánico, cuenta con espacios de entretenimiento para goce de grandes y pequeños. Las conocidas playas fluviales con arena, el alquiler de bicis y barcas o las pistas de pádel y fútbol, son algunas de las zonas de disfrute a las que pueden acudir familias y amigos.

Parque Tío Jorge

Los vecinos celebran la reapertura del parque del Tío Jorge pero piden una profunda reforma

Por último, el Parque tío Jorge. Una superficie de 151.538 metros cuadrados que rinden honor de Jorge Ibor Casamayor, héroe de los Sitios de Zaragoza, más conocido como 'el Tío Jorge', nombre que luce el parque.

Este punto verde de la capital aragonesa, es uno de los más extensos de Zaragoza, después del Parque Grande José Antonio Labordeta y el Parque del Agua, otro de los parques que ofrece dicha ruta. Aunque el primer proyecto se presentó en el año 1908, no fue inaugurado hasta 1968 por el alcalde Cesáreo Alierta y bendecido por el párroco de Nuestra Señora de Altabás, Ignacio Bruna Peribáñez. 

A pesar de ser el propio parque, el mayor monumento a la figura del Tío Jorge, dentro de él se encuentra uno de los principales rincones del parque, el monumento dedicado a su figura. Una estatua de dos metros de altura, obra de Ángel López Orensanz. La laguna artificial y la naturaleza que componen su paisaje son otros de los atractivos que hacen méritos para formar parte de la ruta. 

El recorrido contempla otras zonas verdes como el Parque de Oriente, el de Vadorrey, el Parque Bruil, el Canódromo y el parque Pignatelli. Un recorrido plagado de naturaleza e historia que gracias al Proyecto Europeo Life Zaragoza Natural, zaragozanos y turistas pueden conocer los rincones verdes que se esconden bajo aceras, asfalto y edificios propios de la gran ciudad. 

Etiquetas
Comentarios