Despliega el menú
Zaragoza

El 'huracán' de Garrapinillos derribó un centenar de árboles

Las piscinas del barrio permanecerán cerradas esta semana hasta que los encargados de jardines saneen los ejemplares dañados y se eviten daños a las personas.

Uno de los ejemplares derribados este domingo en el barrio rural de Garraponillos.
Uno de los ejemplares derribados este domingo en el barrio rural de Garraponillos.
Heraldo.es

La tormenta de lluvia, granizo y viento que este domingo descargó con toda su fuerza en Garrapinillos terminó provocando la caída de un centenar de árboles, muchos de ellos pinos de gran porte. Tan graves destrozos fueron causados principalmente por las fortísimas rachas de viento que en su punto máximo llegaron a alcanzar los 157 kilómetros por hora, según midió la Agencia Estatal de Meteorología.

El alcalde, Mariano Blasco, ha explicado que afectó prácticamente a todo el barrio rural y que estarán varios días trabajando para retirar los ejemplares dañados. "En las piscinas se cayeron al menos dos de grandes dimensiones y tendrán que estar cerradas casi toda la semana hasta que no se saneen todos los árboles dañados, para evitar cualquier riesgo para las personas", ha indicado. Además de árboles, el vendaval causó daños en el mobiliario urbano.

Los Bomberos del Ayuntamiento de Zaragoza han trabajado desde el domingo en distintos puntos del barrio troceando los troncos para poder retirarlos, aunque las prioridades fueron los que obstaculizaban la carretera, como un pino que cayó sobre la N-125, a la altura de viveros Montecarlo, y otro árbol que se desplomó en la rotonda de acceso al aparcamiento del aeropuerto y quedó cruzado en los carriles. Acudieron también al camino de acceso la comunidad de la Sagrada o a la urbanización Torre del Francés, entre otros puntos.

El barrio de Miralbueno se vio igualmente afectado por la tormenta, así como zonas de Pinseque y Utebo.  

Etiquetas
Comentarios