Despliega el menú
Zaragoza

La avenida de Cataluña empieza a ver la luz

Las obras del pequeño tramo que ha estrenado la reforma están a punto de terminar. Los vecinos confían en que las mejoras reactiven el desarrollo de las parcelas vacías.

En la imagen se aprecia la diferencia entre la acera de la izquierda, aún sin reformar, y la recién terminada de la derecha.
En la imagen se aprecia la diferencia entre la acera de la izquierda, aún sin reformar, y la recién terminada de la derecha.
Guillermo Mestre

Las obras abarcan solo un lado de un pequeño tramo de 350 metros de avenida. 350 metros de un total de 1.500 que hay que reformar. Sin embargo, los trabajos que están a punto de concluir en la avenida de Cataluña aportan esperanza para los vecinos de la zona. Las primeras obras de la rehabilitación integral de este vial terminarán en unas semanas y ya muestran el enorme cambio que va a suponer con respecto al triste decorado que hasta ahora ha dominado en esta entrada de Zaragoza.

Las máquinas apuran estos días los trabajos en un tramo de 350 metros entre el paso del ferrocarril a Huesca y el número 253 de la avenida. La reforma afecta tan solo al sentido entrada a la ciudad, y se adjudicó a la empresa ganadora por 590.000 euros. El contrato se firmó en febrero con el compromiso de que estaría acabado en seis meses.

Ahora ya se ve que el grueso de la obra prácticamente terminada: las redes de abastecimiento y alcantarillado se han renovado, los peatones estrenan unas aceras nuevas y más anchas, hay una doble fila de farolas que iluminan (aún en pruebas) tanto la calzada como la zona peatonal... Los parterres ya se dibujan sobre la acera, a la espera de que el tiempo de plantación (en principio, el otoño) traiga los árboles y plantas. Y en la calzada, estos días se ha dibujado cuál será su distribución: junto a la acera habrá un carril bici bidireccional, seguido de una fila de aparcamientos para coches y dos carriles en cada sentido de la circulación.

Obras al menos hasta 2021

Como se puede apreciar en la imagen, la reforma solo ha alcanzado a uno de los lados de la avenida. El otro permite hacer la comparativa entre lo que hay y lo que habrá en toda la avenida cuando se culminen las obras. "Antes íbamos por un arcén, casi entre los coches, y ahora podemos andar por una acera en condiciones", señala Jesús Fonz, de la asociación de vecinos Ríos de Aragón.

Según afirma, es "emocionante" ver los primeros resultados de los trabajos, cuando han sufrido tramos de aceras "de cemento, de tierra y de un popurrí de embaldosado". A su juicio, es necesaria una avenida de Cataluña en mejores condiciones porque "lo merecen los vecinos, pero también toda Zaragoza", ya que se trata de "un punto de entrada importante" de la capital, así como el contacto entre la ciudad y el barrio de Santa Isabel.

Se espera que este mismo año el Ayuntamiento de Zaragoza saque a concurso la reforma de un nuevo tramo, que será más voluminoso que el que estos días se termina de ejecutar. En principio, abarcará más metros y ambas aceras. Para este año el presupuesto municipal contempla una inversión de 600.000 euros, que se completa con tres partidas plurianuales de un millón de euros cada una para 2019, 2020 y 2021, fecha en la que acabaría la obra.

Los vecinos confían en que los trabajos hagan que se active el otro factor importante para el desarrollo de la avenida de Cataluña: el del desarrollo de las parcelas vacías que tiene a ambos costados. La llegada de nuevos vecinos permitiría llenar los vacíos que tiene el vial, y que se convierten a menudo en un foco de suciedad. Además, darían una nueva vida a esta zona de la ciudad, ya que en algunos tramos hay mucha distancia entre un edificio y otro.

El primer aperitivo ha sido la construcción y reciente estreno del edificio de Planurbis, de doce alturas y que, junto al Tercer Cinturón, alberga 90 viviendas de VPA. "Hay interés, y dentro de poco veremos movimientos importantes", señala Jesús Fonz, quien cree que la reforma de la avenida "va a estimular a la iniciativa privada".

Un millón más desde Madrid

Por otro lado, la aprobación definitiva de los Presupuestos Generales del Estado en el Congreso el pasado jueves supuso una alegría inesperada para los vecinos de la avenida de Cataluña. En la votación salieron adelante 25 de las 27 enmiendas que el PAR introdujo durante el trámite del Senado, que supondrán una inversión de 137,6 millones más para Aragón. Una de esas enmiendas permitirá dotar con un millón más a la reforma de la avenida de Cataluña.

En principio, de Fomento (con el PP aún en el Gobierno) y el Ayuntamiento firmaron la cesión de la titularidad del vial y el Ministerio debía invertir 1,3 millones para el asfaltado. La cuantía parece insuficiente ya que el coste estimado de la reforma integral se calcula en 9 millones. El Estado, de hecho, ya está invirtiendo parte de esa cantidad en el tramo más lejano al centro de la ciudad, más allá de Santa Isabel.

Poco a poco, irá cediendo la titularidad de la antigua N-II al Ayuntamiento y, de momento, se ha hecho efectivo el traspaso del tramo entre la avenida del Real Zaragoza y la rotonda de acceso a la factoría de Nurel.

Etiquetas
Comentarios